Ministerios Vida Eterna...

 

¿Murió Cristo por nuestras enfermedades físicas?
(Considerando la sangre y la Carne de Cristo en su relación a la Santa Cena)
Por Jorge Trujillo


Isaias 53:5

Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.


Este estudio es en respuesta a la creencia popular de que Cristo murió en la Cruz del calvario para llevar nuestras enfermedades físicas. La Biblia no nos enseña tal cosa sino que la obra que Cristo hizo en la Cruz del Calvario fue con el propósito de remediar el problema espiritual, eterno del hombre y no el problema temporal.

Alguien ha comentado (y es la creencia de muchos Cristianos) que el sacrificio de Cristo tuvo el doble propósito de redimir el alma (salvación) así como el cuerpo (sanidad física). Pero en contestación a eso yo creo que tanto la sangre como la carne son necesarias para nuestra salvación y creo que la Biblia es bastante explícita en cuanto a eso. Veámos lo que dice la Biblia...

¿Para que es la sangre de Cristo - El vino?

La sangre establece el Nuevo Pacto:

1 Corintios 11

23 Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; 24 y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí. 25 Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto(1) en mi sangre;(2) haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí. 26 Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga.

En ese pacto de sangre entre Cristo y su Pueblo, se ha establecido el perdón del pecado para los creyentes.

La Sangre establece comunión

1 Corintios 10

16 La copa de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de Cristo? El pan que partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo?(1) 17 Siendo uno solo el pan, nosotros, con ser muchos, somos un cuerpo; pues todos participamos de aquel mismo pan.

Esta comunión en su sangre significa 'perdón' o 'reconciliación:

La Biblia nos dice "sin derramamiento de sangre no hay remisión de pecado"(Hebreos 9:22). Es decir, la sangre tal como en el AT el sacerdote entraba al lugar santísimo cada año con la sangre de los machos cabríos, era utilizada para hacer 'propisiación' ante Dios por los pecados del pueblo. La sangre de Cristo, de la misma manera establece 'comunión' entre Dios y su pueblo...

Efesios 1

6 para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado, 7 en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados(1) según las riquezas de su gracia, 8 que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia,

Efesios 2

12 En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo. 13 Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo. 14 Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación,

Hebreos 10

19 Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo,

Resúmen sobre la Sangre de Cristo

Así que tenemos que la sangre 'establece' un pacto de comunión entre Dios y los suyos. La sangre quita el pecado nuestro y nos hace 'aptos' para tener relación con Dios y poder acercarnos a El.

¿Para que es la carne de Cristo - El Pan?

El pan es para comunión:

El pan establece (como la sangre) comunión con Cristo y su iglesia:

1 Corintios 10

16 La copa de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de Cristo? El pan que partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo?


El pan es para vida eterna:

La sangre fue necesaria para la salvación y tambien lo es el cuerpo de Cristo. La obra de Cristo en la cruz no solo incluye el aspecto del perdón y la reconciliación (propiciación), expiación de pecados que se consigue con el Pacto en su sangre. La obra de Cristo tambien tiene el aspecto de dar "vida eterna". El cuerpo de Cristo fue partido para que su sangre fuerra derramada para perdón de pecados (Hebreos 9:22; 1 Juan 1:7). Pero su carne es para darnos vida eterna.

Juan 6

30 Le dijeron entonces: ¿Qué señal, pues, haces tú, para que veamos, y te creamos? ¿Qué obra haces? 31 Nuestros padres comieron el maná en el desierto,(1) como está escrito: Pan del cielo les dio a comer.(2) 32 Y Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: No os dio Moisés el pan del cielo, mas mi Padre os da el verdadero pan del cielo. 33 Porque el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo. 34 Le dijeron: Señor, danos siempre este pan. 35 Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás. 36 Mas os he dicho, que aunque me habéis visto, no creéis.

Juan 6

47 De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna. 48 Yo soy el pan de vida. 49 Vuestros padres comieron el maná en el desierto, y murieron. 50 Este es el pan que desciende del cielo, para que el que de él come, no muera. 51Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo.

Juan 6

57 Como me envió el Padre viviente, y yo vivo por el Padre, asimismo el que me come, él también vivirá por mí. 58 Este es el pan que descendió del cielo; no como vuestros padres comieron el maná, y murieron; el que come de este pan, vivirá eternamente. 59 Estas cosas dijo en la sinagoga, enseñando en Capernaum.

¿Que significa Isaias 53 y 1 Pedro 2:4? 

Es cierto que muchos predicadores y evangelistas quienes basados en estos textos (Isaias 53:4-5, y 1 Pedro 2:4), enseñan que hay provisión de Sanidad Divina por medio del Sacrificio de la cruz

Isaías 53

1 ¿Quién ha creído a nuestro anuncio?(1) ¿y sobre quién se ha manifestado el brazo de Jehová?(2) 2 Subirá cual renuevo delante de él, y como raíz de tierra seca; no hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos. 3 Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos. 4 Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores;(3) y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. 5 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.(4) 6 Todos nosotros nos descarriamos como ovejas,(5) cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.

Primeramente, el verso cuatro "4 Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores " no se refiere a la obra de Cristo en la cruz, sino a la obra de Cristo ANTES de la cruz. El escritor Mateo hace referencia al cumplimiento de este verso profético de la siguiente manera:

Mateo 8

16 Y cuando llegó la noche, trajeron a él muchos endemoniados; y con la palabra echó fuera a los demonios, y sanó a todos los enfermos; 17 para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo: El mismo tomó nuestras enfermedades, y llevó nuestras dolencias

Cuando Cristo vino al pueblo, el 'ciertamento llevó las enfermedades y sufrió los dolores del pueblo'. Esto es una referencia al ministerio de Cristo en su pueblo. Esa parte de la profecía se cumplió al pie de la letra tal como lo señala Mateo PERO aun con todo eso el pueblo le rechazó. Por eso sigue la profecía diciendo " y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido". Esto es en referencia a la manera en que pagó el pueblo a aquel quien vino y tomó sus enfermedades y sufrió sus dolores. En vez de agradecerle, el pueblo le azotó, lo hirió y lo abatió.

El profeta continúa la profecia diciendo "Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados". Esta parte de la profecia no tiene ahora que ver con sanidad física sino con la rebelión espiritual, por lo cual sigue diciendo "; el castigo de nuestra paz fue sobre él". La muerte de Cristo nos trajo paz. El sufrió en lugar nuestro para que nosotros pudieramos obtener PAZ. Pero la paz de la que se habla no es paz con el vecino ni con la suegra. La paz que aquí se refiere, es "paz con Dios".

Romanos 5

1 Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo

A esa paz con Dios es que se refiere el profeta Isaías cuando habla de Paz. Después siguiendo esta idea, el nos sigue diciendo " y por su llaga fuimos nosotros curados". La llaga (sufrimiento y muerte) de Cristo curó nuestra enfermedad. Pero eso no se refiere a enfermedades físicas. Contrario a la opinión de muchos, en la expiación de Cristo no se ofrece solución al problema físico del hombre. La enfermedad a la que se refiere el profeta no es física sino espiritual. Esto es confirmado por el apóstol cuando nos escribe:

1 Pedro 2

24 quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.(1) 25 Porque vosotros erais como ovejas descarriadas,(2) pero ahora habéis vuelto al Pastor y Obispo de vuestras almas.

Ahora que Cristo ha sufrido en lugar nuestro y pagado por nuestra paz. Nuestra culpa es quitada y somos declarados 'sanos' La enfermedad en la Biblia es a menudo 'representación' de la condición espritual del hombre, el pecado.

Lucas 5

30 Y los escribas y los fariseos murmuraban contra los discípulos, diciendo: ¿Por qué coméis y bebéis con publicanos y pecadores?(1) 31 Respondiendo Jesús, les dijo: Los que están sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. 32 No he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento.

Tal como hemos concluído arriba, el contexto de 1 Pedro 2:24, nos dice que el cuerpo de Cristo se relaciona con VIDA (Espiritual) el dice que Cristo llevó nuestros pecados en su cuerpo para que VIVAMOS a la justicia, y por cuya herida fuístes sanados. Esta cita es la de Isaias 53:5 que es una referencia a la enferemedad del pecado, no a la enfermedad física como ya hemos visto arriba.

Conclusión

La carne de Cristo representa la comunión con El y la comunión entre los hermanos (la iglesia) en un solo cuerpo. Pero esa carne (pan) en la Cena de Cristo tambien representa a Cristo mismo. El es el pan de vida que desecendió del Cielo y aquellos que de el comen "por medio de la fe", no morirán jamás.

La expiación en la cruz no proveyó solución a "problemas temporales" en la vida del hombre. Cristo vino a resolver el "problema eterno" del hombre, por eso, no se hace referencia a la sanidad física en la expiación de Cristo en la Biblia. Tampóco se hace referencia a la comodidad y la prosperidad material como problemas resueltos por Cristo en la cruz.

Esto no significa que no se ha de orar por los enfermos, ni tampóco significa que Dios no sane. Pero sí significa que es un error decir a las personas que Cristo llevó sus catarros en la cruz. Eso la Biblia no lo dice. Orámos por los enfermos porque es mandamiento de Dios (Santiago 5:14) para que sean sanados.. Los que viven en desobediencia a Dios pueden caer en enfermedad, mientras que los que viven en obediencia pueden gozar de mayor salud. Confiamos que Dios obra sanidad física en sus hijos y en los que no son sus hijos tambien.

 


| Página Principal | Perdón y Salvación | Estudios Biblicos | Doctrinas de la Gracia |
| Historia de La Iglesia | Escatologia-Profecia | Mujer Virtuosa |
Preguntas y Respuestas |