Ministerios .:: Vida Eterna ::. Ministries 

Doctrina | Misión | Visión | Políticas | Búsquedas | Contactos | Enlaces | Foros | Chat | Biblia |English

Sola Gratia - Sola Fide - Solus Christus - Sola Scriptura - Soli Deo Gloria

     

 

La Regeneración: El Nuevo Nacimiento
-por Jorge Trujillo


2 Corintios 5:17

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es: las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.


El 'Nuevo Nacimiento' ocupa un lugar muy importante en la doctrina cristiana evangélica. Siempre hablamos de la necesidad del Nuevo Nacimiento, de hecho nos clasificamos, a diferencia de otros grupos como 'Cristianos Nacidos de Nuevo'. Esta forma de auto describirnos nos hace sentir más bíblicos y más cercanos a Dios, por lo tanto creo que es sumamente importante que entendamos esta gran doctrina bíblica.

¿Qué es Nacer Nuevo?

Un término sinónimo con 'Nuevo Nacimiento' es 'Regeneración'. La palabra 'Regeneración' significa volver-a-crear. Es una referencia al acto por medio del cual el hombre caído es re-creado internamente a una condición que le permita tener comunión con Dios.

La 'Regeneración' ha sido descrita de distintas formas por distintos teólogos pero la idea central es casi idéntica. Michael Bremmer en su articulo Regeneración hace la siguiente observación:

Es importante comenzar mencionando que la palabra 'regeneración' no describe un fenómeno idéntico con todos los escritores. Algunos escritores usan [la palabra] regeneración para describir la renovación espiritual de la imagen de Dios en el hombre. Juan Calvino, por ejemplo, utiliza [la palabra] regeneración en este muy amplio sentido: "En una palabra, entonces, por arrepentimiento Yo entiendo regeneración, la única meta de la cual es formar en nosotros una nueva imagen de Dios, la cual fue ensuciada, y del todo eliminada por la transgresión de Adán" (2) Mas tarde algunos teólogos del siglo 17 utilizaron regeneración y la conversión sinónimamente. El muy talentoso teólogo Puritano, Juan Owen escribe: "Ahora concerniente a toda esta obra, Yo afirmo, que el Espíritu Santo hace uso del tal en la conversión ó regeneración de todas las personas adultas, ya sea por la palabra predicada, o por alguna otra aplicación de luz y verdad a la mente derivada del mundo" (3) Y otros entienden el llamamiento efectivo y la regeneración como idénticos. La Confesión de Fe de Westminster (4), por ejemplo, refleja esta visión. Mas recientemente, el teólogo Reformado Antonio Hoekema en su excelente capitulo sobre regeneración escribe: "Yo prefiero pensar que la regeneración (en el sentido estricto) y el llamamiento eficaz son idénticos.

Así que en todo caso, cualquiera sea la visión que se tenga de la regeneración, esta tiene que ver con algo que ocurre en el interior del individuo pecador. Pero en este estudio buscamos definir la 'regeneración' o el "Nuevo Nacimiento' desde una perspectiva completamente bíblica sin confundirlo con otras operaciones que también son parte de la salvación pero no son necesariamente el 'Nuevo Nacimiento'. Así que para comenzar, creo que como mejor podemos definir el Nuevo Nacimiento, es de la siguiente forma:

"El acto por medio del cual el pecador recibe 'vida espiritual' por medio de la gracia soberana de Dios y por obra especial del Espíritu Santo para que pueda entender y discernir las cosas espirituales de Dios."

¿Porqué es tan necesario el Nuevo Nacimiento?

El Nuevo Nacimiento es parte esencial en la salvación de las personas. Sin este evento tan importante no existe esperanza alguna para salvación. Jesús dijo a Nicodemo que el nuevo nacimiento era una "necesidad" sin la cual no había posibilidad alguna de ser parte del reino de Dios:   

Juan 3

1 Y HABÍA un hombre de los Fariseos que se llamaba Nicodemo, príncipe de los Judíos. 2 Este vino á Jesús de noche, y díjole: Rabbí, sabemos que has venido de Dios por maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no fuere Dios con Él. 3 Respondió Jesús, y díjole: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere otra vez, no puede ver el reino de Dios. 4 Dícele Nicodemo: ¿Cómo puede el hombre nacer siendo viejo? ¿puede entrar otra vez en el vientre de su madre, y nacer? 5 Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. 6 Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. 7 No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer otra vez. 8 El viento de donde quiere sopla, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni á dónde vaya: así es todo aquel que es nacido del Espíritu.

Este acto de regeneración proporciona al recién nacido la capacidad para 'ver' y 'entender' las cosas de Dios. Sin el nuevo nacimiento o regeneración nadie sería salvo jamás. Pablo dice que los "incredulos" no creen a consecuencia de su separación de Dios:

Efesios 4:17-19

 

17 Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente, 18 teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón;  19 los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza. 

Pablo, nos declara cual es la condición del hombre que no cree a Dios, el dice que es porque "tienen el entendimiento entenebrecido -son ignorantes en cuanto a lo espiritual. ¿Porque? Porque están "ajenos de la vida de Dios", es decir, no son regenerados y como tales tienes "el corazón duro".  Cada vez que se habla de dureza de corazón, es una referencia a la carnalidad, a la condición caída del hombre en su estado natural lo que no le permite 'entender lo espiritual para poder creerlo'.  El hombre no "recibe" las cosas espirituales de Dios a causa de la dureza de su corazón (por que no ha nacido de nuevo).

La Muerte Espiritual

Al principio de la creación Dios hizo al hombre recto y en un estado de libertad pero cuando Adán pecó, la raza humana completa se vio afectada no solo judicialmente (Rom. 5:12, 19) sino también personalmente (Sal. 51:7).  Desde entonces todos los seres humanos que nacen en este mundo, vienen 'espiritualmente muertos'. Eso significa que lo que los unía a Dios ha desaparecido.  El hombre nace en 'separación' de Dios a causa del pecado que mora en cada uno.  La razón por la que la regeneración es tan importante es porque el hombre sin Dios, está muerto en delitos y pecados. Esta muerte separa al hombre de Dios y toda la comunión con Él.

Efesios 2:5

Aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo; por gracia sois salvos

Aquí vemos que el apóstol Pablo habla de la regeneración como una 'resucitación' de entre los muertos. Eso es, si estábamos muertos en delitos y pecados, entonces lo PRIMERO QUE Dios tuvo que HACER fueresucitarnos espiritualmente para que pudiéramos entender, ver, oir y recibir lo espiritual y de esa manera poder tener comunión con Él por medio de la fe.

Aunque el hombre 'No regenerado' puede tener y de hecho casi siempre tiene tendencias religiosas, el no puede tener una verdadera comunión con el verdadero Dios y por lo tanto no puede ser salvo, todos sus intentos por acercarse a Dios o dioses, son fútiles, escasos y sin éxito verdadero. El hombre aunque sea religioso y moral en su comportamiento se encuentra alejado de Dios y es ajeno a la comunión con Él. De hecho el hombre no regenerado en su religión solo 'busca lo suyo', 'su camino' y 'su parecer'. Cuando le es presentado con la verdad espiritual de Dios, el hombre no regenerado las considera locuras y no las puede entender.

1 Corintios 2:14

Mas el hombre animal no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque le son locura: y no las puede entender, porque se han de examinar espiritualmente.

Un hombre animal (no-regenerado) puede tener cierta iluminación académica o intelectual acerca de Dios y hasta puede tener algún atractivo emocional, pero si no es renacido, todos estos sentimientos pasarán y terminará buscando su propio camino ya sea dentro o fuera de la congregación de los creyentes. Un ejemplo de esto lo encontramos en los falsos maestros. Estos son movidos solo por el deseo personal de promover su nombre y su agenda. Es el orgullo y el reconocimiento de sus seguidores lo que les mueve a actuar, no la gloria de Cristo. Pueden tener todo el vocabulario y todas las apariencias de un verdadero creyente, pero en fin la realidad es que al no ser internamente regenerados, sus frutos darán a conocer quienes son verdaderamente.  

¿Cómo describe la Biblia aquellos que son ‘no-regenerados’? 

Se utilizan diversas descripciones que apuntan a los mismo.  La Biblia describe los 'no regenerados' de la siguiente manera:

  1. duros de cerviz [barra de hierro tu cerviz y frente de bronce] (Deut. 9:6,13; 10:16; Isa. 42:4; 48:4; Hch. 7:51)

  2. duros (dureza) de corazón (Deut. 29:19; Isa. 46:12; Sal. 81:12-18)

  3. duros de rostro (Eze. 2:4)

  4. corazón de piedra (Eze. 11:29; 36:26)

  5. corazón empedernido (Eze. 2:4)

  6. corazón sin entendimiento (Deut. 29:4)

  7. corazón inclinado hacia el mal (Gen. 6:5)

  8. corazón malvado (Jer. 3:17; 7:24)

  9. corazón incircunciso (Deut. 10:16; Hch. 7:51)

  10. corazón perverso, engañoso (Jer. 17:9)

  11. de oídos incircunciso (Hch. 7:51)

  12. sordo espiritual (Deut. 29:4)

  13. ciego espiritual, corazón y ojos cerrrados (Deut. 29:4; Isa. 44:17)

  14. muerto [espiritual] (Mt. 8:22; Efe. 2:1)

La descripción del hombre no-regenerado tiene una relación directa en los efectos de vida, acción y pensamiento de la perona...¿Qué efectos en el individuo la condición ‘no-regenerada’ mencionada arriba?:

  1. entendimiento entenebrecido (Efe. 4:18; 2 Cor. 4)

  2. falta de arrepentimiento (Rom. 2:5)

  3. No ama a Dios con todo el corazón y toda el alma ( Deut. 30:6)

  4. la incredulidad/ falto de fe se aparta de Dios (Heb. 3:12)

  5. desobediencia (Lev. 26:40-41)

  6. no escuchan a Dios (Jer. 7:24-37)

  7. es religioso (Marcos 3:4-6)

  8. infidelidad (Salmo 78:8)

  9. lejos de la justicia [injustos] (Is. 46:4)

  10. resiste el Espíritu Santo (Gen. 6:3; Hch. 7:51)

  11. ignorancia de Dios (Ef. 4:18)

  12. Caminan en sus propios consejos (Salmo 81:12)

  13. rebeldía (se rebelan contra Dios) (Eze. 2:3-5)

  14. obras malas (Jer. 4:4)

  15. no tienen temor de Dios (Rom 3:18)

  16. ajenos de la vida de Dios (Efe. 4:18)

Entonces el hombre para que pueda recibir y entender a Dios, necesita ser regenerado, nacer de nuevo, nacer de lo alto. Eso es lo que dijo Jesús a Nicodemo y a todos nosotros.

¿Cómo se obra el Nuevo Nacimiento?

Así que tenemos muy claro que sin " Nuevo Nacimiento" no puede haber Salvación, todos los evangélicos están de acuerdo con esto. La pregunta que sigue es, ¿que debe hacer una persona para nacer de nuevo? Muchos cristianos contestaran que la persona debe de 'creer al evangelio' y entonces así será renacido. Bueno, lo cierto es que esto aunque parece una respuesta lógica y desde la perspectiva humana quizás la es, no es así bíblicamente. 

¿Que queremos decir? Decimos que no es la fe del hombre lo que produce el 'Nuevo Nacimiento' sino que todo lo opuesto es cierto; es el 'Nuevo Nacimiento' el que hace posible que halla fe en las personas.  No es que el que cree en Jesús luego nace de nuevo, sino que es aquel que 'ha nacido de Dios' quien puede creer que Jesús es el Cristo. Juan lo dice muy claro y sin ambiguedades, "el que cree que Jesús es el Cristo, ha nacido de Dios"

1 Juan 5:1

Todo el que cree que Jesús es el Cristo, ha nacido de Dios, y todo el que ama al padre, ama también a sus hijos.

El Nuevo nacimiento no viene a consecuencia de la 'decisión' del hombre cuando este cree.  La voluntad, propósito, libre albedrío o nacionalidad del hombre no tiene nada que ver con la 'Regeneración', absolutamente nada…

Juan 1

11 A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. 12 Mas á todos los que le recibieron, dióles potestad de ser hechos hijos de Dios, á los que creen en su nombre: 13 Los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, mas de Dios.

Vemos que los que 'le reciben' son los que 'creen en su nombre' son los mismos que 'no son engendrados de sangre', es decir por descendencia ni nacionalidad terrenal; 'Ni de voluntad de carne, es decir no es porque alguna persona quiso o propuso tal cosa de su propio interés o libre voluntad o albedrío, 'ni de voluntad de varón' es decir no es algo que tiene que ver con asuntos ni deseos ni propósitos, ni decisiones de hombre de manera sexual ó natural o volitiva, sino que es engendro por la única voluntad 'de Dios'.  Es un fenómeno 'espiritual' que ocurre en el área espiritual de la persona. Es un cambio real y verdadero que ocurre en el interior del individuo y que aunque no puede ser explicado ni entendido de manera carnal si puede ser entendido de manera espiritual.

Romanos 9

7 Ni por ser simiente de Abraham, son todos hijos; mas: En Isaac te será llamada simiente. 8 Quiere decir: No los que son hijos de la carne, éstos son los hijos de Dios; mas los que son hijos de la promesa, son contados en la generación. … 16 Así que no es del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia.

Así es, el hombre es nacido de nuevo por voluntad propósito de Dios exclusivamente. Es Dios quien toma la iniciativa en regenerar, renacer ó resucitar a los que están muertos para que puedan responder al llamado del evangelio.

Por la Gracia y Misericordia de Dios

Un ejemplo claro de este acto de resurrección espiritual está descrito en el libro de Juan cuando Jesús estaba frente a la tumba de Lázaro. Cuando Jesús llegó a la tumba de Lázaro ya hacia cuatro días que este había muerto. Era humanamente imposible que pudiera vivir, no habían esperanzas de vida para él, sin embargo, Jesús obró un milagro…

Juan 11

38 Y Jesús, conmoviéndose otra vez en sí mismo, vino al sepulcro. Era una cueva, la cual tenía una piedra encima. 39 Dice Jesús: Quitad la piedra. Marta, la hermana del que se había muerto, le dice: Señor, hiede ya, que es de cuatro días. 40 Jesús le dice: ¿No te he dicho que, si creyeres, verás la gloria de Dios? 41 Entonces quitaron la piedra de donde el muerto había sido puesto. Y Jesús, alzando los ojos arriba, dijo: Padre, gracias te doy que me has oído. 42 Que yo sabía que siempre me oyes; mas por causa de la compañía que está alrededor, lo dije, para que crean que tú me has enviado. 43 Y habiendo dicho estas cosas, clamó á gran voz: Lázaro, ven fuera. 44 Y el que había estado muerto, salió, atadas las manos y los pies con vendas; y su rostro estaba envuelto en un sudario. Díceles Jesús: Desatadle, y dejadle ir.

Una pregunta importante: ¿Lazaro vino a Cristo muerto o vivo y si vino vivo, cuando vivió, antes o después de responder al llamado del maestro?  Si miramos la enseñanza espiritual de este milagro podemos ver como solo Cristo puede hacer algo que el Lázaro no podía hacer, Lázaro podía salir de la tumba, (tipo de las tinieblas del diablo) y obedecer al llamado de Jesús de salir fuera hacia la luz (tipo del reino de Cristo), solo después que había recibido la vida. Nada pudo haber hecho antes. Estuvo cuatro días muerto en la tumba, pero solo cuando Cristo obró el milagro de resurrección en él fue que pudo salir de donde se encontraba y venir a Jesús.  Esa es la gloria de Dios de la que habló Jesús a Marta.  En la salvación del hombre solo Dios que resucita a los muertos para que respondan se lleva la TODA la gloria.. (SOLI DEO GLORIA.)

La historia de la resurrección de Lázaro es una bella ilustración donde podemos ver como Dios obra en el plano espiritual trayendo los pecadores del reino de las tinieblas a la luz de Cristo. Solo después que recibimos vida podemos ver la luz y oír al llamado de Cristo de venir a el. 

Tito 3

3. Porque también éramos nosotros necios en otro tiempo, rebeldes, extraviados, sirviendo á concupiscencias y deleites diversos, viviendo en malicia y en envidia, aborrecibles, aborreciendo los unos á los otros. 4 Mas cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, 5 No por obras de justicia que nosotros habíamos hecho, mas por su misericordia nos salvó, por el lavacro de la regeneración, y de la renovación del Espíritu Santo; 6 El cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador, 7 Para que, justificados por su gracia, seamos hechos herederos según la esperanza de la vida eterna.

La razón de nuestra salvación de acuerdo a la Biblia es que cuando 'eramos rebeldes, estraviados, sirviendo las conscupicencias, y los deleites, aborreciendo los demás, ENTONCES "Dios nuestro salvador" manifestó su bondad, no por obras de justicia que hubiesemos hecho, sino POR SU MISERICORDIA NOS SALVO por medio del LAVAMIENTO DE LA REGENERACION y LA RENOVACION DEL ESPIRITU SANTO.  Dios toma la iniciativa en la salvación del hombre, El no espera que nosotros cambiemos para luego salvarnos, sino que nos cambia para salvarnos.

La regeneración no es un premio otorgado o una respuesta de Dios a la fe de los que creen, tampoco es producto de obras de justicia que el hombre haga sino que es obrado por la gracia de Dios en los escogidos 'para que crean'. Es Dios quien abre el corazón de aquellos que escuchan el evangelio para que puedan recibir las palabras y el mensaje de salvación como en el caso de Lidia a quien Dios le abrió su corazón.

Hechos 16:14

Una de ellas, que se llamaba Lidia, adoraba a Dios. Era de la ciudad de Tiatira y vendía telas de púrpura. Mientras escuchaba, el Señor le abrió el corazón para que respondiera al mensaje de Pablo.

Un corazón 'cerrado' es sinónimo de un corazón 'no-regenerado' y por eso dificilmente entienda las cosas espirituales.  La Biblia describe los resultados de un corazón que está cerrado.  Hablando de los "idolatras" que hacen imagenes de metal y de madera, Dios dice que el corazón "cerrado" no tiene entendimiento espiritual:

Isaías 44  

17 y hace del sobrante un dios, un ídolo suyo; se postra delante de él, lo adora, y le ruega diciendo: Líbrame, porque mi dios eres tú. 18 No saben ni entienden; porque cerrados están sus ojos para no ver, y su corazón para no entender. 19 No discurre para consigo, no tiene sentido ni entendimiento para decir: Parte de esto quemé en el fuego, y sobre sus brasas cocí pan, asé carne, y la comí. ¿Haré del resto de él una abominación? ¿Me postraré delante de un tronco de árbol?

No está hablando de 'ojos' ni el 'corazón' físicos de la persona sino de su condición espiritual.  la ceguera espiritual es la descripción de una persona 'no-regenerada'; y así estaba Lidia.  Y aunque el texto dice que "adoraba a Dios", eso significa que era 'religiosa', una 'proselita' del Judaísmo, pero no era una mujer regenerada.  Para que ella pudiera recibir al Mesías que Pablo predicaba, Dios tuvo que hacer una operación en ella, la regeneración de su espíritu, y eso fue lo que hizo, abrió su corazón para que 'comprendiera' lo que Pablo decía y fue salva en aquel mismo día creyendo al evangelio.

La Biblia es muy clara que el hombre por sus propias fuerzas y en su condición natural no puede venir a Dios, no puede agradarle, ni tampoco quiere (Romanos 8:6-8). Todos los hombres sólo han buscado su bienestar y su propio camino y Dios tiene que abrir sus ojos espirituales y darles vida (regeneración) para que puedan creer.

Romanos 3:9-11

9 ¿Qué pues? ¿Somos mejores que ellos? En ninguna manera: porque ya hemos acusado á Judíos y á Gentiles, que todos están debajo de pecado. 10 Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; 11 No hay quien entienda, No hay quien busque á Dios; 12 Todos se apartaron, á una fueron hechos inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni aun uno: 13 Sepulcro abierto es su garganta; Con sus lenguas tratan engañosamente; Veneno de áspides está debajo de sus labios; 14 Cuya boca está llena de maledicencia y de amargura; 15 Sus pies son ligeros á derramar sangre; 16 Quebrantamiento y desventura hay en sus caminos; 17 Y camino de paz no conocieron: 18 No hay temor de Dios delante de sus ojos.

El 'Nuevo Nacimiento' espiritual del pecador es una forma alegórica de hacer referencia a este evento que ocurre en el interior de la persona que ha de ser salva. Se utiliza como tipo el acto del nacimiento natural de las personas. Y tal como en el área natural, los recién nacidos vienen a la vida sin tener ningún consentimiento o palabra al respecto, así también es en el ámbito espiritual. Cuando un bebé nace no lo hace porque el se propuso ser engendrado y nacer haciéndose a sí mismo una nueva criatura. El niño fue formado en el vientre de la madre no por decisión propia sino por decisión de sus padres. El niño fue engendrado sola y únicamente por decisión paternal. Fueron los padres quienes tomaron la decisión y la iniciativa en el proceso del Nuevo Nacimiento. Fueron ellos quienes decidieron traer una nueva criatura al mundo. Así mismo ocurre en el área espiritual, es Dios quien toma ese interés y esa iniciativa de traer un 'Nuevo Nacido' al mundo de los creyentes, es él quien lo engendra y es él quien le da vida y le hace una 'Nueva Criatura'.  

El Medio Utilizado para el Nuevo Nacimiento

Es cierto que Dios es Todopoderoso y no necesita 'herramientas' para hacer nada, sin embargo, El ha determinado que ha de obrar por 'medios'.  La manera o el medio por el cual Dios obra la regeneración en el pecador es por medio de la Palabra, o sea la predicación del evangelio.  Es la palabra de Dios la que 'con el poder del Espíritu Santo' puede obrar el cambio al corazón del hombre.  La palabra de Dios es poderosa (Rom. 1:16) para causar fe salvadora. Cristo mismo dijo “mis palabras son espíritu y son VIDA”.   Cuando el mensaje es predicado, la palabra de Dios trae VIDA al corazón es por eso es poderosa, porque vivífica los muertos. Por cierto, lo que hace la palabra es hacer ‘renacer’ al pecador:

Santiago 1:18

En el ejercicio de su voluntad,
El nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que fuéramos las primicias de sus criaturas.

1 Pedro 1:23

Pues
habéis nacido de nuevo, no de una simiente corruptible, sino de una que es incorruptible, es decir, mediante la palabra de Dios que vive y permanence.

La Biblia es clara en cuanto a este punto y no muestra ambiguedades: La tarea de la Palabra ES DAR VIDA. Así es como la Palabra de la cruz salva, dando vida para que el que oye con oidos 'naturales' pueda escuchar con oidos 'espirituales', y eso lo hace Dios por gracia. Por eso dice Pablo: "NOS DIO VIDA cuando estabamos muertos en delitos y pecados." Anteriormente vimos que el no-regenerado es "sordo" espiritualmente hablando, por eso la Palabra de Dios 'abre el oído' de manera que el hombre pueda 'escuchar' con entendimiento.  La Biblia nos declara "17 Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios." (Romanos 10:17).  Es muy interesante que este pasaje tan utilizado por muchos dice que lo que causa la fe es POR "el oír", pero muchos no se dan cuenta que el oír viene "POR" medio de la Palabra de Dios.  Es decir, la palabra es la que trae el oír, o abre el oído - eso es regeneración - de nuevo repetimos, las palabras de Dios "son espíritu y VIDA".

La Biblia nos dice que Dios nos hizo renacer / resucitar POR LA PALABRA; Pero también nos damos cuenta en la Escritura que NO TODOS son renacidos por EL PODER DE la Palabra. Pablo a los Corintios, la Palabra de la cruz es locura a los que se pierden, sean judíos o sean griegos; PERO A LOS LLAMADOS de entre los judíos y los griegos, la predicación del Evangelio es poder de Dios. Otra vez, La PALABRA es suficientemente poderosa para salvar “A LOS QUE SON LLAMADOS.”

1 Corintios 1:24

mas para los llamados, tanto judíos como griegos, Cristo es poder de Dios y sabiduría de Dios.

Pablo hace clara la diferencia, todos reciben el mensaje con sus oídos naturales, Y TODOS lo rechazan; MAS PARA LOS LLAMADOS (lo que indica que no todos son llamados), para estos y solamente para estos, la Palabra de Cristo es PODER!.

Sobre el poder de la palabra por medio del Espíritu Santo para 'dar vida' a los muertos podemos disfrutar del un relato similar al que mencionamos arriba acerca de Lazaro en el que apreciamos la profecía hecha en el libro de Ezequiel.  Dios lleva al profeta en una visión sobre la salvación de la casa de Israel lo cual es referente a nuestra era presente de la iglesia:

Ezequiel 37

 1 La mano de Jehová vino sobre mí, y me llevó en el Espíritu de Jehová, y me puso en medio de un valle que estaba lleno de huesos.  2 Y me hizo pasar cerca de ellos por todo en derredor; y he aquí que eran muchísimos sobre la faz del campo, y por cierto secos en gran manera.  3 Y me dijo: Hijo de hombre, ¿vivirán estos huesos? Y dije: Señor Jehová, tú lo sabes.   4 Me dijo entonces: Profetiza sobre estos huesos, y diles: Huesos secos, oíd palabra de Jehová.  5 Así ha dicho Jehová el Señor a estos huesos: He aquí, yo hago entrar espíritu en vosotros, y viviréis.  6 Y pondré tendones sobre vosotros, y haré subir sobre vosotros carne, y os cubriré de piel, y pondré en vosotros espíritu, y viviréis; y sabréis que yo soy Jehová.  7 Profeticé, pues, como me fue mandado; y hubo un ruido mientras yo profetizaba, y he aquí un temblor; y los huesos se juntaron cada hueso con su hueso.   8 Y miré, y he aquí tendones sobre ellos, y la carne subió, y la piel cubrió por encima de ellos; pero no había en ellos espíritu.  9 Y me dijo: Profetiza al espíritu, profetiza, hijo de hombre, y di al espíritu: Así ha dicho Jehová el Señor: Espíritu, ven de los cuatro vientos, y sopla sobre estos muertos, y vivirán. 10 Y profeticé como me había mandado, y entró espíritu en ellos, y vivieron, y estuvieron sobre sus pies;  un ejército grande en extremo.  11 Me dijo luego: Hijo de hombre, todos estos huesos son la casa de Israel. He aquí, ellos dicen: Nuestros huesos se secaron, y pereció nuestra esperanza, y somos del todo destruidos. 12 Por tanto, profetiza, y diles: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí yo abro vuestros sepulcros, pueblo mío, y os haré subir de vuestras sepulturas, y os traeré a la tierra de Israel. 13 Y sabréis que yo soy Jehová, cuando abra vuestros sepulcros, y os saque de vuestras sepulturas, pueblo mío. 14 Y pondré mi Espíritu en vosotros, y viviréis, y os haré reposar sobre vuestra tierra; y sabréis que yo Jehová hablé, y lo hice, dice Jehová.

¿Puede el hombre creer al evangelio por su sola voluntad?

Quizás usted sigue pensando todavía que el hombre aunque este muerto en pecados, aun así puede  creer al evangelio por su libre albedrío. Bueno lo cierto es que el hombre puede creer pero no de una manera que le salva. Eso se conoce como 'fe salvadora’. La 'fe salvadora' implica no solamente un 'acto' de un momento o temporada sino una continua fidelidad y confianza hacia Dios en base a lo comprendido por el evangelio.  El hombre puede tener fe momentánea y emotiva, eso es cierto.  La Biblia dice que aun “los demonios creen...,” pero el hombre no puede tener 'fe salvadora' permanente, por esa razón necesita ser regenerado para que pueda creer verdaderamente en Dios y ser salvo. Si el hombre pudiera tener 'fe salvadora' de sí mismo, entonces significaría que tiene capacidad de entender las cosas espirituales y por lo tanto el "Nuevo Nacimiento' sería innecesario. Pero Jesús dijo:

Juan 5

21 Porque como el Padre levanta a los muertos, y les da vida, así también el Hijo a los que quiere da vida.

Juan 6

43 Y Jesús respondió, y díjoles: No murmuréis entre vosotros. 44 Ninguno puede venir á mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero. 45 Escrito está en los profetas: Y serán todos enseñados de Dios. Así que, todo aquel que oyó del Padre, y aprendió, viene á mí.

Si nadie puede venir a Cristo si el Padre no le trae, entonces vemos que es necesaria la intervención divina en la obra de salvación para que el hombre pueda venir (creer) a Cristo. Pero además de decláranos que para el hombre natural las cosas de Dios "son locura", la Biblia nos enseña que el hombre, en su estado carnal, "no puede ni quiere buscar a Dios":

Romanos 8

5 Porque los que viven conforme á la carne, de las cosas que son de la carne se ocupan; mas los que conforme al espíritu, de las cosas del espíritu. 6 Porque la intención de la carne es muerte; mas la intención del espíritu, vida y paz: 7 Por cuanto la intención de la carne es enemistad contra Dios; porque no se sujeta á la ley de Dios, ni tampoco puede. 8 Así que, los que están en la carne no pueden agradar á Dios.  

Pablo deja muy claro que "los que están en la carne no pueden agradar a Dios"; ¿Y cómo se agrada a Dios? La Biblia dice que "sin fe es imposible agradar a Dios" (Hebreos 11:6); así que el hombre carnal (en la carne) no puede agradar a Dios porque no puede tener fe.  Los que están en la carne no se "sujeta a la ley de Dios, ni tampoco puede".  Al hombre que está en la carne no le interesan las cosas espirituales y por lo tanto no tiene fe salvadora, además de esto, " la fe es fruto del espíritu" (Gálatas 5:23), ¿Cómo es posible que una persona sin el Espíritu tenga algún fruto del Espíritu? La Biblia nos dice que  de por sí " la fe y el creer son don de Dios" (Efesios 2:8; Fil. 1:29).    

El Ordo Salutis

El 'Ordo Salutis' se refiere al órden en que ocurren los eventos de la salvación en la persona.  Jesús dijo a Nicodemo que nadie puede 'ver' o 'entrar' al reino de Dios si primero no nace de nuevo. Anteriormente vimos como Lazaro fue 'resucitado' antes que pudiese 'venir a Cristo' respondiendo su llamado.  Dijimos que era un cuadro espritual donde se simbolizaba la salvación.   Pablo nos trae este simbolismo a la realidad cuando nos relata su conversión y llamado a predicar el evangelio:

Hechos 26

15 Yo entonces dije: ¿Quién eres, Señor? Y el Señor dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues.  16 Pero levántate, y ponte sobre tus pies; porque para esto he aparecido a ti, para ponerte por ministro y testigo de las cosas que has visto, y de aquellas en que me apareceré a ti, 17 librándote de tu pueblo, y de los gentiles, a quienes ahora te envío, 18 para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados.

En este relato Pablo nos presenta el 'órden de la salvación' de la siguiente manera:

  1. (Evagelismo) - Pablo es 'eviado' a predicar la Palabra 

  2. (Regeneración) - Por medio de la predicación se abren los ojos 

  3. (Conversión) - Las personas se dan cuenta de su condición y se apartan del pecado 

  4. (Fe/ creer) - Las personas se tornan a Dios y le reciben 

  5. (Justificación) - Reciben perdón de pecados 

  6. (Adopción) - Son admitidos al grupo de creyentes, los santificados 

  7. (Glorificación) Finalmente recibirán la 'herencia' juntamente 

Así es como Dios hace las cosas.  En un órden perfecto e innagable de manera que para que las personas puedan convertirse y creer al evangelio, PRIMERO deben ser abiertos sus ojos por medio de la Palabra de Dios y LUEGO de recibir entendimiento divino se convierten a Dios y tienen fe para perdón de pecados.

Los Beneficios del Nuevo Nacimiento  

Además de ser capacitado para 'ver', 'entrar', 'entender' y 'creer' en el Reino de Dios el Nuevo Nacimiento trae un sinnúmero de grandes bendiciones al creyente.  

Es Hijo de Dios…

La Biblia nos dice que a causa del Nuevo Nacimiento, el pecador recibe 'potestad' para ser hecho 'hijo de Dios':

Juan 1

11 A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. 12 Mas á todos los que le recibieron, dióles potestad de ser hechos hijos de Dios, á los que creen en su nombre: 13 Los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, mas de Dios.

Los que 'le reciben' son los que 'creen en su nombre' estos son los mismos que 'no son engendrados de sangre ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, mas de Dios', por eso es que le reciben y creen en su nombre. A estos son los que les fue dado potestad de ser hechos 'Hijos de Dios'. Esta clasificación de Hijos de Dios es muy distinta a la clasificación global que tienen todos los hombres como hijos de Dios. Todas las criaturas, podemos decir son 'hijos de Dios' en un sentido amplio y global pues por ser hechos, en este caso los hombres, a imagen de Dios, tienen características que le hacen Hijos de Dios y están relacionados los unos con los otros.

Existen por lo menos " cinco" clasificaciones para la frase 'hijo de Dios':  

La Primera es la más especial y es atribuida a la relación única de Cristo con Dios como teniendo la misma naturaleza, como siendo igual a Dios Padre, siendo Señor, dueño, heredero y teniendo preeminencia sobre todo y en todo.

 La Segunda es por 'creación' y esta encierra todo lo creado en el mundo espiritual, incluyendo a Satanás.  

La Tercera es por creación a la imagen de Dios de todos los habitantes de la tierra de todas las épocas.  

La Cuarta es por elección y ésta incluye todos aquellos que son escogidos por Dios para salvación.  También se refiere como 'Pueblo de Dios' a aquellas personas que aun no han conocido 'experimentalmente' el evangelio, sino que lo harán en un futuro. Los no escogidos no entran en esta clasificación por lo tanto en este aspecto son 'hijos del diablo'.  

La Quinta es por conocimiento directo de Dios al momento de la Salvación ó conversión.  

Así que entre todos los hijos de Dios "por creación" existen otros hijos de Dios "por elección y previo conocimiento de Dios" de entre todas las naciones del mundo. Estos hijos de Dios en este estado, antes de su conversión ó salvación son llamados también "pueblo de Dios". Es decir son hijos de Dios desde el punto de vista creativo (amplio) y también lo son desde el punto de vista de propósito divino (elección), pero no desde el punto de vista directo (regeneración/ conversión) el cual se refiere a la relación consciente y real del hombre con Dios. Es a este tipo de relación a la que se refiere la Biblia en Juan 1:11-12 cuando dice que 'se les dio potestad de ser hechos hijos de Dios'. Esta hablando o haciendo referencia al sentido estricto de 'relación subjetiva y experimental con Dios' estos son los 'hijos de Dios' (creados y escogidos) que llegan a convertirse en 'hijos de Dios' (salvados) por medio de una relación definida y consciente, veamos la siguiente cita como ejemplo.

Juan 11

49 Y Caifás, uno de ellos, sumo pontífice de aquel año, les dijo: Vosotros no sabéis nada; 50 Ni pensáis que nos conviene que un hombre muera por el pueblo, y no que toda la nación se pierda.51 Mas esto no lo dijo de sí mismo; sino que, como era el sumo pontífice de aquel año, profetizó que Jesús había de morir por la nación:52 Y no solamente por aquella nación, mas también para que juntase en uno los hijos de Dios que estaban derramados.

Los que habían de ser juntados en uno eran los hijos de Dios, los escogidos, y son estos los que creen en su nombre una vez el mensaje de Cristo es predicado. Son estos a los que les es dada potestad de ser hechos hijos de Dios.

Romanos 9

26 Y será, que en el lugar donde les fué dicho: Vosotros no sois pueblo mío: Allí serán llamados hijos del Dios viviente.

Así que la regeneración nos da el beneficio de convertirnos en 'hijos de Dios' teniendo una relación directa con él y pasando a ser participes de todas sus promesas.

Romanos 8

16 Porque el mismo Espíritu da testimonio á nuestro espíritu que somos hijos de Dios. 17 Y si hijos, también herederos; herederos de Dios, y coherederos de Cristo; si empero padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.

Efesios 2

19 Por lo tanto, ustedes ya no son extraños ni extranjeros, sino conciudadanos de los santos y miembros de la familia de Dios,

El Nuevo Nacido ha pasado a formar parte de la familia de Dios. Antes aunque en el sentido amplio era hijo, no era parte de la familia de Dios. Ahora después de su Regeneración ha pasado a formar parte de la familia de Dios por medio de la cruz de Cristo.

Es Vencedor…  

El 'Nuevo Nacimiento', también nos da la bendición de ser vencedores…

1 Juan 5:4 

 

porque todo el que ha nacido de Dios vence al mundo. Ésta es la victoria que vence al mundo: nuestra fe.

Esta es una declaración bíblica que no podemos pasar por alto. Pues la razón por la que somos vencedores, según el texto bíblico es porque hemos sido "nacidos de Dios". En el mundo tendremos aflicción, pruebas, tentaciones, dificultades y adversidades de todo tipo ya sean espirituales o físicas, y nuestra victoria está garantizada. Nótese que dice, lo que es nacido de Dios "vence"; no dice "puede vencer". Esta verdad también está presentada en Romanos respecto a los que son 'amados de Dios'.

Romanos 8

36 Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo: Somos estimados como ovejas de matadero. 37 Antes, en todas estas cosas hacemos más que vencer por medio de aquel que nos amó. 38 Por lo cual estoy cierto que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 39 Ni lo alto, ni lo bajo, ni ninguna criatura nos podrá apartar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

La única razón por la que fuimos 'Nacidos de Nuevo' en primer lugar, fue porque Dios en su soberanía y en su amor nos escogió para salvación desde antes de la fundación del mundo. Así que el 'Nuevo Nacimiento' es resultado directo del amor incondicional y eterno de Dios por nosotros.  

No peca…  

Una de las características que distinguen al 'regenerado' es que a causa de su relación con Dios, este no peca, no puede pecar pues su naturaleza no es humana sino espiritual. ¿Que estamos diciendo? Lo que declara la Biblia, que “lo que es nacido de la carne, carne es”, pero “lo que es nacido del Espíritu espíritu es”:  

Juan 3  

6 Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. 7 No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer otra vez. 8 El viento de donde quiere sopla, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni á dónde vaya: así es todo aquel que es nacido del Espíritu.  

Cuando alguien nace por orden carnal, es carne. La semilla (semen) de su padre carnal está en él y le hace un ser carnal y pecador y como tal se comporta y como tal funciona; está sujeto a los principios de esa naturaleza carnal y pecaminosa, pero Dios no es de este orden carnal, Dios no peca ni hay pecado en él.

El 'Nuevo Nacimiento' trae una nueva naturaleza a los hijos de Dios, les hace participes de la naturaleza divina. Dios no peca. El que es nacido de Dios es un ser espiritual y la semilla de Dios está en él.

2 Pedro 1

3 Como todas las cosas que pertenecen á la vida y á la piedad nos sean dadas de su divina potencia, por el conocimiento de aquel que nos ha llamado por su gloria y virtud: 4 Por las cuales nos son dadas preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas fueseis hechos participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que está en el mundo por concupiscencia.

1 Juan 3:9

 

Ninguno que haya nacido de Dios practica el pecado, porque la semilla de Dios permanece en él; no puede practicar el pecado,* porque ha nacido de Dios.  

Esto no significa que el cristiano nacido de nuevo no peca físicamente, lo que significa es que el  pecado no está en el pues la semilla sin pecado de Dios que es ¡Cristo!, permanece en él; y no puede pecar.

Hebreos 9:26

Si así fuera, Cristo habría tenido que sufrir muchas veces desde la creación del mundo. Al contrario, ahora, al final de los tiempos, se ha presentado una sola vez y para siempre a fin de acabar con el pecado mediante el sacrificio de sí mismo.

1 Pedro 4:1

Por tanto, ya que Cristo sufrió en el cuerpo, asuman también ustedes la misma actitud; porque el que ha sufrido en el cuerpo ha roto con el pecado

¿Cómo ha sido quitado de en medio el pecado? Ha sido por medio de la muerte de Cristo. Ya no tenemos problema con el pecado pues no puede hacer daño eterno al creyente 'Nacido de Nuevo'. El Cristiano Regenerado ha tomado parte con la muerte y la resurrección de Cristo y por lo tanto está muerto al pecado…

Efesios 2

5 nos dio vida con Cristo, aun cuando estábamos muertos en pecados. ¡Por gracia ustedes han sido salvados!

Romanos 6

1 ¿PUES qué diremos? ¿Perseveraremos en pecado para que la gracia crezca? 2 En ninguna manera. Porque los que somos muertos al pecado, ¿cómo viviremos aún en él? 3 ¿O no sabéis que todos los que somos bautizados en Cristo Jesús, somos bautizados en su muerte?

Romanos 6

11 De la misma manera, también ustedes considérense muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús.

Esa es la maravilla del 'Nuevo Nacimiento' o 'Regeneración'. Antes estábamos 'muertos en pecados' pero ahora estamos 'muertos al pecado'.  ¡Existe una gran diferencia! Ya el pecado no puede enseñorearse de nosotros y matarnos espiritualmente.

Romanos 6

14 Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.

Gloria damos al padre que nos ha dado vida nueva y nos ha hecho muertos al pecado. No significa que el cristiano no tenga que preocuparse por el pecado en su vida y separarse de la conducta antigua y vivir como es digno de un creyente, sino que el pecado no tiene potestad alguna para matar al creyente 'nacido de nuevo' espiritualmente, esta vida nueva que ha recibido por medio del Nuevo Nacimiento es 'eterna' no se acaba y por lo tanto 'no puede ser matada' por el pecado.

Está protegido por Dios…

Por último el 'Nuevo Nacido' le pertenece a Dios y por eso es El mismo quien le protege y le libra del maligno.

1 Juan 5:18

Sabemos que el que ha nacido de Dios no está en pecado: Jesucristo, que nació de Dios, lo protege, y el maligno no llega a tocarlo.

Dios no permite que el maligno le toque. Ese es el cumplimento de la oración modelo que dice "no me dejes caer en tentación y líbranos del maligno'. Dios cuida efectivamente a los que han "Nacido de Dios" pues Cristo mismo le protege y le cuida del mundo y del diablo.

Juan 17

14 Yo les he entregado tu palabra, y el mundo los ha odiado porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. 15 No te pido que los quites del mundo, sino que los protejas del maligno. 16 Ellos no son del mundo, como tampoco lo soy yo.

No es sorpresa que los Nacidos de Nuevo sean guardados del maligno por Dios, no lo es. Esa es precisamente la firme contestación del Padre a la oración que hizo nuestro Señor al Padre: 'No te pido que los quites del mundo, sino que los protejas del maligno.'

¿Cómo saber si soy Regenerado?

La manera de saber si somos 'Regenerados' o no es por medio de nuestro fruto. Existe una manera de saber si hemos sido regenerados, esta manera es por medio de la revelación bíblica dada en la Palabra. Creo que para saberlo tenemos que hacernos ciertas preguntas. La Biblia dice:

Romanos 8:16

Porque el mismo Espíritu da testimonio á nuestro espíritu que somos hijos de Dios.

El mismo Espíritu de Dios nos testifica de que somos hijos de Dios. ¿Pero como es este testimonio? ¿Cómo nos testifica? Este testimonio no es una experiencia especial y mística ni tampoco es un cosquilleo que sentimos en cierto momento dado. Tampoco es algo de lo cual no podemos estar seguros. Este testimonio es por medio de la confirmación de la Palabra de Dios en nosotros y de la convicción del Espíritu en nuestras vidas.

¿Amo y Temo a Dios sobre todas las cosas?

Amor a Dios:

El 'Nacido de Nuevo' siente amor y devoción sin división hacia Dios y todo lo que el representa. La Biblia dice que la razón por la que nosotros amamos a Dios es porque él nos amó primero. De esta manera tenemos 'testimonio' de que Dios nos ha hecho renacer pues el nos mueve a amarle.

1 Juan 4

10 En esto consiste el amor: no que nosotros hayamos amado á Dios, sino que él nos amó á nosotros, y ha enviado á su Hijo en propiciación por nuestros pecados.

¿Que hace una persona que ama a Dios? Bueno aquellos que han estado enamorados alguna vez saben que uno desea pasar el mas tiempo posible con la persona que ama, pasa tiempo conversando con ella o con él. Pasa tiempo queriéndole conocer mas y mejor y desea que la relación crezca; y no hace nada que pueda ofenderle. Piensa en todo momento sobre esa persona y no puede esperar el día para verle cara a cara.

El mismo fenómeno ocurre en la relación con Dios. El que ha nacido de nuevo siente deseo de conocer a Dios mas y mejor. Quiere pasar tiempo comunicándose con él en oración. Trata de saber como es y lo que piensa por medio de la lectura de la Palabra. Crece en su relación con Dios, a todos le habla de esta bella relación que tiene y del gran amor que ha encontrado y desea que otros también le conozcan y no puede esperar que llegue el día para verlo cara a cara pero mientras ese día llega, no hace nada que pueda ofenderle por eso se separa del mundo y se guarda en santidad para Él. ¡Eso es amar a Dios!

Efesios 4

15 Antes siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todas cosas en aquel que es la cabeza, a saber, Cristo;

1 Juan 2

15 No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.

1 Juan 5

3 Porque este es el amor de Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son penosos.

Temor a Dios:

El 'Nacido de Nuevo' no solo Ama a Dios sino que ¡le teme! El 'Nacido de Nuevo' reconoce que Dios es todopoderoso, que es juez y es celoso, Dios no comparte su gloria con nadie. El creyente necesita tener siempre presente la naturaleza de Dios y 'temerle'. Algunos dicen que este 'temor' no es miedo sino 'respeto'.

Hechos 9

31 Las iglesias entonces tenían paz por toda Judea y Galilea y Samaria, y eran edificadas, andando en el temor del Señor; y con consuelo del Espíritu Santo eran multiplicadas.

Pablo, hablando de los pecadores dice…

Romanos 3

17 Y camino de paz no conocieron: 18 No hay temor de Dios delante de sus ojos.

Y a los creyentes dice:

2 Corintios 5

11 Estando pues poseídos del temor del Señor, persuadimos á los hombres, mas á Dios somos manifiestos; y espero que también en vuestras conciencias somos manifiestos.

2 Corintios 7

1 ASI que, amados, pues tenemos tales promesas, limpiémonos de toda inmundicia de carne y de

espíritu, perfeccionando la santificación en temor de Dios.

Efesios 5

21 Sujetados los unos á los otros en el temor de Dios.

Filipenses 2

12 Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor;

Hebreos 12

28 Así que, tomando el reino inmóvil, vamos á Dios agradándole con temor y reverencia;

¿Procuro dar toda gloria a Dios?

El 'Nacido de Nuevo' ha despreciado al mundo y sus ofertas, a puesto a Dios en primer lugar, se ha negado a sí mismo, ha dejado todo por seguir a Cristo y darle gloria. El 'Nacido de Nuevo' busca la gloria de Dios y no la suya. Como Juan el Bautista dice: "es necesario que yo mengue para que Cristo crezca".

2 Corintios

5 Porque no nos predicamos á nosotros mismos, sino á Jesucristo, el Señor; y nosotros vuestros siervos por Jesús. 6 Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo. 7 Tenemos empero este tesoro en vasos de barro, para que la alteza del poder sea de Dios, y no de nosotros:

Es a Dios quien deseamos dar gloria y todo lo que sea para la gloria de Dios, eso hacemos. No andamos hablando a la ligera ni pretendiendo tener conocimiento que no nos ha sido dado. Cuando Dios habla, hablamos y cuando Dios calla, callamos.

¿Amo a mi prójimo (pecador o creyente) como a mí mismo?

"En esto conoceréis que sois mis discípulos, que se aman los unos a los otros". Esa fue la prueba de Jesús. Nadie que no ame a Dios por encima de todas las cosas, puede amar a su prójimo como a sí mismo. El hombre natural no tiene el amor de Dios y por ende tampoco puede amar a su prójimo como a si mismo. Todo ha de pasar pero el 'amor' permanece para siempre. Esta característica de amor incondicional es el que distingue al Nacido de Nuevo.

2 Juan 1

5 Y ahora, hermanos, les ruego que nos amemos los unos a los otros. Y no es que les* esté escribiendo un mandamiento nuevo sino el que hemos tenido desde el principio. 6 En esto consiste el amor: en que pongamos en práctica sus mandamientos. Y éste es el mandamiento: que vivan en este amor, tal como ustedes lo han escuchado desde el principio.

¿Amo a los otros Cristianos?

El amor es demostrado en primer lugar hacia aquellos que forman parte de la familia de Dios, a los creyentes. Es este amor el que le motiva a funcionar dentro de la iglesia, no juzgando a su hermano sino corrigiendo los errores y cubriendo las faltas solo con el amor que ama al prójimo como a sí mismo. El amor del Nuevo Nacido es como el amor de Cristo "haya pues en vosotros el mismo sentir que hubo en Cristo Jesús…" es humilde y sumiso. Solamente cuando amamos como Cristo, nos podemos hacer sumisos los unos a los otros.

2 Corintios 2

11 Porque nosotros que vivimos, siempre estamos entregados á muerte por Jesús, para que también la vida de Jesús sea manifestada en nuestra carne mortal. 12 De manera que la muerte obra en nosotros, y en vosotros la vida.

1 Juan 3

17 Mas el que tuviere bienes de este mundo, y viere á su hermano tener necesidad, y le cerrare sus entrañas, ¿cómo está el amor de Dios en él?

Amo a los pecadores:

El creyente Nacido de Nuevo ama a los pecadores y sufre por ellos. Desea que todos vengan al conocimiento de Cristo. Ese sentir viene a causa de que sus sentidos espirituales han sido despertados para conocer la realidad de lo que es estar en comunión con Dios.

1 Pedro 2

9 Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, gente santa, pueblo adquirido, para que anunciéis las virtudes de aquel que os ha llamado de las tinieblas á su luz admirable.

2 Timoteo 2

10 Por tanto, todo lo sufro por amor de los escogidos, para que ellos también consigan la salvación que es en Cristo Jesús con gloria eterna.

¿Siento repulsión por el pecado?

Una de las indicaciones más importante del 'Nuevo Nacido' es su forma de ver el pecado. No en una forma moralista como algo simplemente inmoral y feo que va en contra de las leyes éticas de conducta decente sino como un asalto a la pureza de Dios.

¿El pecado en general?

Tiene que ver con perspectiva, muchas personas viven vidas limpias o puras a causa de tener un alto nivel de conducta y aunque eso está bien, no significa que sea fruto del Nuevo Nacimiento. La persona 'Regenerada' ve el pecado como más que la violación de una ley moral ó un delito sino que lo ve como un ataque en contra la persona de Dios. La persona 'Regenerada' ve el pecado como tal como un ataque a la santidad divina. El pecado le repugna y lucha en contra del. El pecado no da gloria a Dios pero enciende su ira. Las personas pueden ser 'reformadas' para dejar ciertos tipos de conducta pecaminosa pero no es hasta que son 'regeneradas' que pueden dar gloria a Dios con su conducta. Esa es la motivación del 'Nacido de Nuevo', la gloria de Dios y el agradecimiento por su obra en él…

Tito 3

1 AMONÉSTALES que se sujeten á los príncipes y potestades, que obedezcan, que estén prontos á toda buena obra. 2 Que á nadie infamen, que no sean pendencieros, sino modestos, mostrando toda mansedumbre para con todos los hombres. 3 Porque también éramos nosotros necios en otro tiempo, rebeldes, extraviados, sirviendo á concupiscencias y deleites diversos, viviendo en malicia y en envidia, aborrecibles, aborreciendo los unos á los otros. 4 Mas cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, 5 No por obras de justicia que nosotros habíamos hecho, mas por su misericordia nos salvó, por el lavacro de la regeneración, y de la renovación del Espíritu Santo; 6 El cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador, 7 Para que, justificados por su gracia, seamos hechos herederos según la esperanza de la vida eterna. 8 Palabra fiel, y estas cosas quiero que afirmes, para que los que creen á Dios procuren gobernarse en buenas obras. Estas cosas son buenas y útiles á los hombres.

¿El pecado personal?

El Regenerado no solo se encuentra indignado con el pecado en la sociedad y en las otras personas sino que este se encuentra en una creciente lucha contra el pecado en su cuerpo. No mira la paja del ojo ajeno sino que se preocupa por la viga en su propio ojo (Mateo 7:1.). El pecado en su cuerpo le hace sentir incomodo y se encuentra que cada vez se haya pecando mas de lo que desea. Es esa lucha contra el pecado personal la que le mueve a la santidad de vida y a descansar en Dios.

Romanos 7

14 Sabemos, en efecto, que la ley es espiritual. Pero yo soy meramente humano, y estoy vendido como esclavo al pecado. 15 No entiendo lo que me pasa, pues no hago lo que quiero, sino lo que aborrezco. 16 Ahora bien, si hago lo que no quiero, estoy de acuerdo en que la ley es buena; 17 pero, en ese caso, ya no soy yo quien lo lleva a cabo sino el pecado que habita en mí. 18 Yo sé que en mí, es decir, en mi naturaleza pecaminosa, nada bueno habita. Aunque deseo hacer lo bueno, no soy capaz de hacerlo. 19 De hecho, no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero. 20 Y si hago lo que no quiero, ya no soy yo quien lo hace sino el pecado que habita en mí. 21 Así que descubro esta ley: que cuando quiero hacer el bien, me acompaña el mal. 22 Porque en lo íntimo de mi ser me deleito en la ley de Dios; 23 pero me doy cuenta de que en los miembros de mi cuerpo hay otra ley, que es la ley del pecado. Esta ley lucha contra la ley de mi mente, y me tiene cautivo. 24 ¡Soy un pobre miserable! ¿Quién me librará de este cuerpo mortal? 25 ¡Gracias a Dios por medio de Jesucristo nuestro Señor! En conclusión, con la mente yo mismo me someto a la ley de Dios, pero mi naturaleza pecaminosa está sujeta a la ley del pecado.

El 'Nacido de Nuevo' se ha arrepentido de sus pecados. Es importante reconocer que sin 'arrepentimiento de pecados' no hay salvación…

Romanos 2

4 ¿O menosprecias las riquezas de su benignidad, y sigues ignorando que su benignidad te guía á arrepentimiento? 5 Mas por tu dureza, y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la manifestación del justo juicio de Dios; 6 El cual pagará á cada uno conforme á sus obras:

Apocalipsis 2

4 Pero tengo contra ti que has dejado tu primer amor. 5 Recuerda por tanto de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré presto á ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido.

… Es imposible ser salvos y no arrepentirnos de nuestros pecados, pasados y presentes.

¿Soy guiado por el Espíritu de Dios y "creo", "soy obediente" y "me someto" a la Palabra?

Guiado por el Espíritu…

Solo los que han Nacido de Nuevo pueden ser guiados por el Espíritu. Dios es el Espíritu que mora dentro de ellos y les mueve a la obediencia.

Romanos 8:14

Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, los tales son hijos de Dios.

Cuando una persona no recibe la Palabra así como está escrita, cuando no es obediente a esta sino que busca racionalizarla y acomodarla a su propio precepto podemos saber que NO ha Nacido de Nuevo. Si el Espíritu de Dios está en la persona, esta será guiada a la verdad y aceptará esta verdad. Si la Biblia dice que el cielo es rojo, así el Nacido de Nuevo lo cree y lo predica. Si la Biblia declara algo que va en contra de las costumbres, las tradiciones, las perspectivas humanas y los deseos y teorías carnales, el Nacido de Nuevo, se somete 'alegremente', acepta y predica la declaración de la Escritura.

Lo más importante para Dios es la "obediencia". Si alguien piensa ser creyente 'Nacido de Nuevo' y no se somete a la revelación de la Palabra es 'desobediente' y es mentiroso…

1 Samuel 15

22 Y Samuel dijo: ¿Tiene Jehová tanto contentamiento con los holocaustos y víctimas, como en obedecer á las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios; y el prestar atención que el sebo de los carneros:

1 Juan 2

3 ¿Cómo sabemos si hemos llegado a conocer a Dios? Si obedecemos sus mandamientos. 4 El que dice, Yo le he conocido, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y no hay verdad en él;

1 Juan 5

1 TODO aquel que cree que Jesús es el Cristo, es nacido de Dios: y cualquiera que ama al que ha engendrado, ama también al que es nacido de él. 2 En esto conocemos que amamos á los hijos de Dios, cuando amamos á Dios, y guardamos sus mandamientos. 3 Porque este es el amor de Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son penosos.

Espero que usted se pueda identificar con estos principios que identifican un verdadero 'Nacido de Nuevo', ó si no, que al menos sienta el deseo de identificarse con ellos. Si es así usted se identifica con los salvados, a pasado de muerte a vida y está en camino a la glorificación eterna.  

¿Qué hacer Entonces?  

Si usted se ha identificado como un Nacido de Nuevo, entonces tiene una tarea muy importante por delante. Si usted ha entendido él mensaje de este articulo se dará cuenta que él hombre sin Dios se encuentra en una situación desesperante. No tiene posibilidad alguna de salvación de por sí mismo aparte de la obra regeneradora del Espíritu Santo en su vida. La única manera que su vecino inconverso, su compañero(a) de trabajo que no conoce a Dios, los pecadores que andan por las calles pueden ser "revividos" y ser salvos es por medio de la predicación del Evangelio. Él apóstol Pablo estaba convencido de que por medio de la "locura de la predicación" a Dios le había placido salvar las personas.

Romanos  1:16

Porque no me avergüenzo del Evangelio porque es poder de Dios para salvación…

Nosotros somos salvos hoy porque alguien nos predicó él Evangelio ayer. Si usted y yo no predicamos, aquellos que no tienen salvación nunca llegarán a tener vida espiritual. Nuestra responsabilidad es grande y de suma importancia y espero que usted se sienta motivado cada vez mas a predicar él Evangelio de Salvación a todos aquellos que la necesitan. Sepa que usted no está sólo en esta empresa. Jesús le acompaña por medio del Espíritu Santo, es él quién regenera al pecador, nosotros sólo debemos de predicar él mensaje y Dios se encargará de abrir él corazón del pecador para que este lo reciba. Jesús dijo que no nos dejaría ni un sólo momento en la tarea de predicar él Evangelio, él dijo que él estaría con nosotros en esta tarea hasta él fin del mundo.

Ahora, si usted no se siente identificado con los "Nacidos de Nuevo" pero quiere serlo es señal de que Dios ya está trabajando en su vida. No se desespere,  busque siempre escuchar la predicación del Evangelio.  Sólo en él Evangelio hay poder para salvar su vida de la condenación eterna. Escuche la palabra de Dios predicada, lea artículos (tratados) que predican él evangelio, asista a una iglesia basada en la Biblia y donde se predique él mensaje de Dios. Pero mientras hace eso, usted puede ser salvo en este mismo momento, sepa que Jesucristo murió por los pecadores. Si usted reconoce que ha pecado y está lejos de una relación con Dios, destituido de su gloria, entonces arrepiéntase de sus pecados y confiéselos a Dios en este mismo momento, sepa que sólo a través de Jesucristo hay esperanza para usted. Crea de todo corazón que la sangre de Jesucristo tiene poder para limpiarle de todo pecado. Si ha hecho esto, escríbanos y déjenos saber de su decisión de servir a Cristo. Comience a leer la Biblia y a mantener una comunicación con Dios por medio de la oración. Aléjese del pecado y camina una vida limpia con fe en que Cristo le ayudará y confiese "todo lo puedo en Cristo que me fortalece" (Fil. 4:13).

Espero que con este estudio tenga un entendimiento mas profundo y bíblico acerca de la doctrina tan importante de la 'Regeneración' ó 'Nuevo Nacimiento'. Como ha visto, tenemos que el acto relacionado al Nuevo Nacimiento y todas las bendiciones que ello trae al hombre es obra maravillosa total y completa de Dios. Al él sea toda la Gloria, Amen.


Gálatas 6

15 Porque en Cristo Jesús, ni la circuncisión vale nada, ni la incircuncisión, sino la nueva criatura.


Copyright/Derechos ©2002 Jorge L. Trujillo
Para más estudios gratis visite nuestro Sitio en la Internet

Ministerios Vida Eterna, Inc.

http://www.vidaeterna.org

-------------------------*---------------------------

Tenga libertad para duplicar, mostrar o distribuir esta publicación a quien la desee, pero siempre y cuando la noticia de derechos sea mantenida intacta y no se hagan cambios al ariticulo. Esta publicación puede ser distribuida solamente en su forma original, sin editar, y sin costo alguno.

Escrito: 03/2002
Revisado: 07/09/2008

 


Hit Counter

Desde Julio 9, 2008.