Ministerios .:: Vida Eterna ::. Ministries 

Doctrina | Misión | Visión | Políticas | Búsquedas | Contactos | Enlaces | Foros | Chat | Biblia |English

Sola Gratia - Sola Fide - Solus Christus - Sola Scriptura - Soli Deo Gloria

 

 

  

Las Dos Naturalezas de Jesús
Por Rev. Matthew Slick, BA, MDiv

Jesús es Dios en carne humana.  El no es mitad Dios y mitad hombre.  El es completamente divino y completamente humano.  Esto quiere decir que Jesús tiene dos naturalezas: divina y humana. Jesús es la Palabra (verbo) que era Dios y estaba con Dios y que fue hecho carne. (Juan 1:1,14).  Esto significa que el la misma persona de Jesús existen una naturaleza humana y una naturaleza divina.  La naturaleza divina no fue cambiada.  No fue alterada.  El no es meramente un hombre quien tenía a Dios adentro” ni un hombre quién manifestaba el principio de Dios”.  El es Dios, la Segunda persona de la Trinidad. “El Hijo es el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder” (Hebreos 1:3 RV60), las dos naturalezas de Jesús no están mezcladas juntas”, ni están combinadas en una nueva naturaleza Dios-hombre.  Están separadas pero funcionan como una unidad en la persona de Jesús.  Esto es llamado La Unión Hipostática. 

La siguiente tabla le podrá ayudar a ver las dos naturalezas de Jesús “en acción”:

Jesús como Dios

Es adorado (Mat. 2:2,11; 14:33).

 

Jesús como hombre

Adoró al Padre (Juan 17).

Se le ora (Hech 7:59).

 

Oró al Padre (Juan 17:1).

No tuvo pecado (1 Ped. 2:22; Heb. 4:15).

 

Fue tentado a pecar (Mat. 4:1).

Es omnisciente (Juan 21:17).

 

Creció en sabiduría (Luc. 2:52).

Da vida eterna (Juan 10:28).

 

Pudo morir (Rom. 5:8).

En El habita la plenitud de la Deidad (Col.2:9).

 

Tiene un cuerpo de carne y hueso (Luc 24:39).

La Communicatio Idiomatum

Una doctrina que está relacionada a la Unión Hipostática es la communicatio idiomatum (Latin para “comunicación de propiedades”).  Es lo que enseña que los atributos tanto de lo divino como de lo humano son atribuidos a la persona de Jesús.  Esto significa que el hombre Jesús podía reclamar a la gloria que tenía con el Padre antes que el mundo fuese hecho (Juan 17:5), reclamar haber descendido del cielo, (Juan 3:13), y además reclamar omnipresencia (Mateo 28:20). Todos estos son cualidades divinas las cuales fueron reclamadas por Jesús; por eso, los atributos de propiedad divina fueron reclamados por la persona de Jesús.

Errores que Cometen los Cultistas

Uno de los errores mas comunes que las sectas no-Cristianas cometen es el no entender las dos naturalezas de Cristo.  Por ejemplo, los Testigos de Jehová se enfocan en la humanidad de Jesús e ignoran su divinidad.  Ellos repetidamente citan versos que tratan con Jesús como hombre y tratan de ponerlos en contra de aquella escritura que demuestra que Jesús es además divino.  Por otro lado, la Ciencia Cristiana hace lo opuesto.  Ellos se enfocan en las escrituras que demuestran la divinidad de Jesús hasta el punto de negar su verdadera humanidad.

Para un entendimiento propio de Jesús y a la misma vez, todas las otras doctrinas que se relacionan con El, se deben definir y entender propiamente sus dos naturalezas.  Jesús es una persona con dos naturalezas.  Por esto es que el podía crecer en conocimiento y estatura (Lucas 2:52) y al mismo tiempo conocía todas las cosas (Juan 21:17).  El es la Palabra Divina que se hizo carne (Juan 1:1,14).

La Biblia es acerca de Jesús (Juan 5:39).  Los profetas profetizaron acerca de El (Hechos 10:43).  El Padre dio testimonio de El (Juan 5:37; 8:18).  El Espíritu Santo dio testimonio de El (Juan 15:26).  Las obras que Jesús hizo dieron testimonio de El (Juan 5:36; 10:25). Las multitudes dieron testimonios de El (Juan 12:17). Y, Jesús dio testimonio de El mismo (Juan 14:6; 18:6).

Otros versos para considerar cuando examinamos su deidad son Juan 10:30-33; 20:28; Colosenses 2:9; Filipenses 2:5-8; Hebreos 1:6-8; y 2 Pedro 1:1.  1 Timoteo 2:5 dice “Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre”.  Ahora mismo, hay un hombre en el cielo en el trono de Dios.  El es nuestro abogado para con el Padre (1 Juan 2:1).  El es nuestro Salvador (Tito 2:13).  El es nuestro Señor (Romanos 10:9-10). El es Jesús.

 

Información facilitada por www.maic.net


 Copyright/Derechos ©
Para más estudios gratis visite nuestro Sitio en la Internet

Ministerios Vida Eterna, Inc.

http://www.vidaeterna.org / http://www.vidaeterna.net / http://www.vidaeterna.es

-------------------------*---------------------------

Tenga libertad para duplicar, mostrar o distribuir esta publicación a quien la desee, pero siempre y cuando la noticia de derechos sea mantenida intacta y no se hagan cambios al artículo. Esta publicación puede ser distribuida solamente en su forma original, sin editar, y sin costo alguno

 


Volver arriba

Hit Counter

 

 

 

 


Procura pues con diligencia, presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de que avergonzarse, que usa bien la Palabra de verdad.

I Timoteo 2:15