Ministerios Vida Eterna

Procura pues con diligencia, presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de que avergonzarse, que usa bien la Palabra de verdad.

I Timoteo 2:15


Ministerios
Vida Eterna

Presenta:

Respuestas Biblicas para sus Preguntas...


¿Puede un cristiano nacido de nuevo ser poseido por demonios?


Antes de contestar su pregunta creo que es necesario que entendamos lo que se entiende por posesión demoníaca. Por lo general se refiere al hecho cuando una persona esta habitada por algún espíritu inmundo procedente del reino de Satanás. Este espíritu o 'demonio' al estar poseído de la persona por medio de "habitar" dentro de ella, entonces tiene control sobre la persona pues la "posee". Una persona endemoniada puede en ciertos momentos obrar de manera contraria a lo que es considerado normal de un ser humano .  En la Biblia vemos el caso del endemoniado de Gadara quien tenía un compartamiento sumamente errático, desatinado y destructivo (Mateo 8:28; Lucas 8:27).  Pero no necesariamente los demonios tenían 'siempre' dominio de las acciones de un endemoniado sino que puede haber momentos de lucidez y claridad mental en el cuál se actúa normalmente aun estando poseído por demonios.

Los Inconversos están bajo el poder del diablo

La Biblia nos dice que los que nos son Cristianos están bajo el poder del diablo.  Satanás opera a mayor o menor grado en la vida de 'todos' aquellos que no son creyentes.  Pablo lo dice de esta manera:

Efesios 2

1 Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, 2 en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, 3 entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.

Los "hijos de desobediencia" es una referencia a los "no creyentes" en los cuales opera el principe de la potestad del aire.  Eso es una referencia al diablo.  El apóstol Juan también nos dice lo mismo:

1 Juan 5

18 Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca. 19 Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno.

Los creyentes han sido rescatados del Poder del diablo

Con relación a los demonios y los Cristianos, existen algunas personas que tratan de establecer una diferencia entre ser "poseído" por demonios y estar "demonizado" o "endemoniado" . Se dice que los creyentes no pueden ser "poseídos" pero si pueden ser "endemoniados", sin embargo no existe fundamento bíblico para establecer tal diferencia. Muchos le dan crédito a los demonios por todo o mucho de lo que los Cristianos hacen inadecuádamente pero en realidad es interesante ver que en los cuatro evangelios y catorce epistolas del apóstol Pablo y los demás escritos no se dijo ni siquiera una vez que los Cristianos nacidos de nuevo tenían demonios o estaban poseídos por ellos.  Lo que Jesús, Pablo y los demás apóstoles dijeron fue que tales cosas eran producto de "la carne" (Romanos 7, 8:7; Galatas 5:16; Efesios 4:22; Colosenses 2:11) y sus obras o "del corazón" y del "viejo hombre". Con toda la información bíblica, es muy díficil para mí creer que sea posible que un cristiano verdadero esté poseído por demonios.

En contraste a la condición de los "hijos de desobediencia" (Efesios 2:2) y del "mundo entero" (1 Juan 5:19), se encuentra la descripción dada acerca de los "creyentes" (hijos de obediencia).  La Biblia dice que "todos nosotros vivimos en otro tiempo"  en la misma condición que ellos, "muertos en delitos y pecados" pero que ya no es así.  Juan dice que nosotros hemos sido "nacidos de Dios".  Este nacimiento es una referencia a la 'regeneración' o la nueva vida en Cristo la cuál obra el Espíritu Santo en los creyentes.  Por consiguiente Juan nos dice que en nuestra nueva condición de vivos (nacidos de Dios) "el maligno no [nos] toca" (1 Juan 5:18).  Esto nos confirma que Satanás no tiene potestad alguna sobre la vida de los que han nacido de Dios.

Colosenses 1

11 fortalecidos con todo poder, conforme a la potencia de su gloria, para toda paciencia y longanimidad; 12 con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz; 13 el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo, 14 en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados

 Vemos claramente que el Cristiano ha sido "LIBRADO" de la potestad del diablo (tinieblas) y ahora está a salvo y seguro en el reino de Dios en Cristo.  Si un Cristiano nacido de nuevo puede tener demonios, tal cosa significaría que los demonios pueden violar la posesión divina y anular la obra de liberación que hace Dios en la salvación de un alma pero gracias a Dios que eso no es posible (Juan 10).

La Biblia nos enseña que el cristiano tiene al Padre, Hijo y Espiritu Santo morando dentro de el o ella. Dios no comparte su casa con el diablo. Para Dios poder entrar a vivir dentro del creyente, el echa fuera el diablo y luego entra. Un ejemplo de esto lo vemos en Mateo 12 donde Jesus liberó un endemoniado y dijo a sus discipulos que el no podía entrar a tomar posesion de la casa de Satanás si primero no le ataba, aqui la palabra atar no es de forma literal sino espiritual. Dios quita todo poder a Satanás sobre la persona y entonces puede conquistar su casa.

Mateo 12

22 Entonces fué traído á él un endemoniado, ciego y mudo, y le sanó; de tal manera, que el ciego y mudo hablaba y veía. 23 Y todas las gentes estaban atónitas, y decían: ¿Será éste aquel Hijo de David? 24 Mas los Fariseos, oyéndolo, decían: Este no echa fuera los demonios, sino por Beelzebub, príncipe de los demonios. 25 Y Jesús, como sabía los pensamientos de ellos, les dijo: Todo reino dividido contra sí mismo, es desolado; y toda ciudad ó casa dividida contra sí misma, no permanecerá. 26 Y si Satanás echa fuera á Satanás, contra sí mismo está dividido; ¿cómo, pues, permanecerá su reino? 27 Y si yo por Beelzebub echo fuera los demonios, ¿vuestros hijos por quién los echan? Por tanto, ellos serán vuestros jueces. 28 Y si por espíritu de Dios yo echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado á vosotros el reino de Dios. 29 Porque, ¿cómo puede alguno entrar en la casa del valiente, y saquear sus alhajas, si primero no "ATA" al hombre fuerte? y entonces saqueará su casa.

Cuando el Cristo llega, su reino llega y cuando su reino llega, el reino de Satanás ¡tiene que salir! Un cristiano que da lugar al diablo con su vida, puede llegar a actuar de manera inconsecuente con la de un verdadero creyente pero nunca será poseído porque para eso Dios debe de salir de esa persona y Cristo dijo que el nunca nos dejaría sino que lo castigaría como se castiga al hijo desobediente (Hebreos 12).  El diablo tendría que atar al hombre fuerte (el cual ahora es Cristo) y saquear la vida del Creyente pero eso es ¡Inconcebible!

Hebreos 13

5 Sean las costumbres vuestras sin avaricia; contentos de lo presente; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré.

Unos dicen que Dios solo posee el "espíritu" de la persona pero que la "carne" puede estar poseída por Satanás mientras que otros aseguran que aun el espíritu puede llegar a estar contaminado con espiritus demoníacos. La verdad es que tales enseñanzas van en contra de lo que la Biblia dice. Dios guarda no solo el espíritu o el alma sino tambien el cuerpo.

1 Tesalonicenses 5 23

Y el Dios de paz os santifique en todo; para que vuestro espíritu y alma y cuerpo sea guardado entero sin reprensión para la venida de nuestro Señor Jesucristo.

Otros dicen que la mención del "pan de los hijos" en Mateo 15 es una prueba de que un hijo de Dios (crisitiano) puede estar poseído por demonios, pero eso no es lo que dice la Biblia..

Mateo 15

21 Y saliendo Jesús de allí, se fué á las partes de Tiro y de Sidón. 22 Y he aquí una mujer Cananea, que había salido de aquellos términos, clamaba, diciéndole: Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí; mi hija es malamente atormentada del demonio. 23 Mas él no le respondió palabra. Entonces llegándose sus discípulos, le rogaron, diciendo: Despáchala, pues da voces tras nosotros. 24 Y él respondiendo, dijo: No soy enviado sino á las ovejas perdidas de la casa de Israel. 25 Entonces ella vino, y le adoró, diciendo: Señor socórreme. 26 Y respondiendo él, dijo: No es bien tomar el pan de los hijos, y echarlo á los perrillos. 27 Y ella dijo: Sí, Señor; mas los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus señores. 28 Entonces respondiendo Jesús, dijo: Oh mujer, grande es tu fe; sea hecho contigo como quieres. Y fué sana su hija desde aquella hora.

Es cierto que Cristo vino a librar "a sus hijos" de los poderes del diablo y sus demonios y aquí la referencia "el pan de los hijos" es una referencia a esa obra la cual vino Jesús a hacer. Pero tenemos que notar algo en este pasaje, en el verso 24 Jesus dijo que había sido enviado: " sino á las ovejas perdidas de la casa de Israel". Las ovejas perdidas son todos aquellos escogidos que están en el mundo sin Dios y sin esperanza. Dios vino sino a buscar lo que se había perdido, una "oveja perdida" pudo haber tenido uno o más demonios, pero una vez Cristo la encontró e hizo su morada en el corazón de esa oveja y la libró del poder de Satanás, ya nadie le puede robar de su mano.

Juan 10

27 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen; 28 Y yo les doy vida eterna y no perecerán para siempre, ni nadie las arrebatará de mi mano. 29 Mi Padre que me las dió, mayor que todos es y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre.

Cuando Cristo salva a una persona le hace "¡completamente y verdaderamente libre!", no deja huecos o puertas abiertas para que la persona vuelva a caer en manos de Satanás a quien vino a destruir. Tal enseñanza es una pura contradicción a la enseñanza biblica.

Juan 8

36 Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.

Podemos tener la seguridad de que Dios es mucho más poderoso que todos y ningún demonio podrá jamas adueñarse de una de sus ovejas y posesionarse de ella.

Finalmente quiero agregar que esto no significa que no hayan personas 'endemoniadas' en las iglesias y las congregaciones.  Ciertamente puede darse tales casos pero debemos entender que de ser así, tales personas no han sido 'nacidos de Dios' ni han sido librados de la potestad del aire y necesitan dar un paso de fe y arrepentimiento para convertirse en verdaderos hijos de Dios.

 

www.VidaEterna.org