(Tiempo estimado: 6 - 11 minutos)

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

por Jorge L. Trujillo

¿Hay bases Bíblicas o Referencias al diezmo en las páginas del Nuevo Testamento?

Debemos comenzar diciendo a manera de aclaración que es fácil para nosotros errar al hacer teología bíblica desde una perspectiva moderna sin tomar en cuenta las prácticas de los primeros cristianos judíos quienes seguían el patrón del Antiguo Pacto y el ambiente donde nace la iglesia del Nuevo Pacto, y si no consideramos cuidadosamente los textos en relación a los temas que nos interesan.  También estoy conciente de que quienes ya se han formado una idea de interpretación distinta o contraria a lo que hemos de exponer, no hay ninguna cantidad de Biblia o textos bíblicos ni argumentos exegéticos que los hagan cambiar de opinión. 

Uno de los problemas al tratar este tema para los creyentes modernos es el gran daño que ha hecho el des-continuismo bíblico a través de la historia hasta nuestros días; llámese Marcionismo, Reforma Radical, Anabaptismo, o Dispensacionalismo. Al separar tajantemente el Antiguo Testamento del Nuevo Testamento, y no hacer una exégesis seria y cuidadosa de la Biblia, se han llegado a afirmar un montón de desaciertos que no están en línea con la Palabra de Dios. Cuando se descontextualiza y divide la Biblia de esa manera es difícil comprender y aceptar lo que claramente sería normal para los cristianos de origen judío como lo fueron los mismos escritores de los libros del Nuevo Testamento.

El Origen de la Iglesia del Nuevo Testamento:

Debemos comprender que la iglesia cristiana local, su gobierno, y sus prácticas se desprenden como una continuación de las sinagogas judías establecidas después del cautiverio Babilónico, y según lo establecido en el Antiguo Testamento para el funcionamiento del templo y otros lugares de reunión a través de la tierra. Por ejemplo, el gobierno por ancianos, el pensamiento pactante sobre los miembros, el formato de las reuniones, etc, nos lleva a ver como la iglesia es la continuación del modelo judío del primer siglo (Santiago 2:2). Dios soberanamente preparó al mundo para la llegada de Cristo y la propagación del cristianismo en todo el mundo. Entre otros preparativos divinos, "cuando llegó el cumplimiento del tiempo, Dios envió a Su hijo". Podemos ver en la carta de Santiago como esto es así aún con las reuniones de creyentes y donde todavía se le llama sinagoga a la iglesia Cap. 2:2. El mundo antiguo a la llegada del Cristianismo estaba lleno de sinagogas judías que sirivieron a Pablo, Bernabé y los demás evangelistas como trampolín para lanzar el mensaje de la cruz hasta que fueron siendo expulsados por los que se aferraron a la ley de Moisés y los creyentes fueron obligados a establecer sinagogas cristianas siguiendo el mismo modelo pero ahora  enseñando y predicando de Cristo como el cumplimiento de las promesas hechas a los patriarcas y prefigurado en la ley Mosaica. En lo que sigue veremos el tema bajo tres encabezados: las ofrendas para los pobres,  el obrero y su salario,  y el derecho del ministro del Nuevo Pacto. 

La Ofrenda para los Santos:

Es cierto que el tema de 2 Corintios 8, 9, y 16 trata sobre una recolección especial para la iglesia pobre y en necesidad en Jerusalén. Sin embargo, hay varios principios mencionados que parecen aludir a la práctica del diezmo, el cual, aunque era mandado en el AT,  debía darse con alegría y expectativa. (Ver Malaquías 4).

Pablo dice cada uno "ponga aparte algo según haya prosperado" (2 Corintios 16:2). Esto muestra el principio del porcentaje.  ¿Pues, cómo podría alguien determinar una cantidad adecuada según haya prosperado sino basado en un principio proporcional? Algunos ven aquí un principio del diez por ciento. Por ejemplo, el que ganó 100 da 10, y el que fue prosperado con 1,000 da 100. Cada uno lo pone aparte "según haya prosperado". Además, Pablo añade la idea de que la práctica sea continuada (al menos hasta que el llegue) cuando dice que se ponga aparte algo "el primer día de la semana", el domingo que era el día de reunión de los crisitanos, para ese propósito. Eso nos sugiere una práctica del diezmo. Del Antiguo Testamento aprendemos que el diezmo además de servir para cubrir los gastos del obrero (sacerdote) o ministerio (levitas), también sirven para ayudar a los necesitados, los pobres (como la iglesia de Jerusalén), el forastero, las viudas y los huérfanos (ver nota al pie de la página):

Deuteronomio 14

29 Y vendrá el levita, que no tiene parte ni herencia contigo, y el forastero, el huérfano y la viuda que habitan en tus ciudades, y comerán y se saciarán, para que el Señor tu Dios te bendiga en toda obra que tu mano haga.

El Obrero y su Salario:

Además, cuando Pablo dice que "el obrero es digno de su salario", y que "el que predica viva del altar" eso apunta precisamente al diezmo y a las ofrendas que eran traídas por el pueblo:

1 Timoteo 5

17 Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de doble honor, mayormente LOS QUE TRABAJAN en PREDICAR y ENSEÑAR. 18 Pues la Escritura dice: No pondrás bozal al buey que trilla; y: DIGNO ES EL OBRERO de SU SALARIO.

Debemos resaltar aquí algo que va directamente en contra de el argumento de algunos que como el diezmo en el Antiguo Testamento eran productos agrícolas que hoy habría de pagarse el diezmo de la misma manera si estuviese vigente. Sin embargo, Pablo no tiene problemas en que el obrero reciba su salario, lo cual sugiere el uso de alguna divisa o moneda. Además, ya en el templo de Jerusalén se recibían ofrendas monetarias para el uso sagrado. La ofrenda de la viuda que dio lo que tenía era precisamente su diezmo ofrecido en monedas (Marcos 12:42-44), así también muchos otros aparte de diezmar el trigo y la menta, lo cuál Jesús no desaprobó, traían también dinero en efectivo. 

El derecho del ministro 

En su defensa ante la iglesia de los Corintios, en su primera carta, el apóstol deja muy claro que en hay cierto aspecto en que la práctica del Antiguo Testamento continúa o debiera continuar en las iglesias del Nuevo Pacto y no tiene problema alguno en establecer un principio de conducta para la iglesia usando las declaraciones de la ley de Moisés para defender su punto:

1 Corintios 9

6 ¿O solo yo y Bernabé no tenemos DERECHO de no trabajar? 7 ¿Quién fue jamás soldado a sus propias expensas? ¿Quién planta viña y no come de su fruto? ¿O quién apacienta el rebaño y no toma de la leche del rebaño?  8 ¿Digo esto solo como hombre? ¿NO DICE ESTO TAMBIÉN LA LEY? 9 Porque EN LA LEY de MOISÉS ESTÁ ESCRITO: No pondrás bozal al buey que trilla. ¿Tiene Dios cuidado de los bueyes, 10 o lo dice enteramente por nosotros? Pues por nosotros se escribió; porque con esperanza debe arar el que ara, y el que trilla, con esperanza de recibir del fruto.   11 Si nosotros sembramos entre vosotros lo espiritual, ¿es gran cosa si segáremos de vosotros lo material?  12 Si otros participan de ESTE DERECHO sobre vosotros, ¿cuánto más nosotros?  Pero no hemos usado de ESTE DERECHO, sino que lo soportamos todo, por no poner ningún obstáculo al evangelio de Cristo.  13 ¿No sabéis que los que TRABAJAN EN LAS COSAS SAGRADAS, COMEN DEL TEMPLO, y que los que SIRVEN al ALTAR, del ALTAR PARTICIPAN?  14 así también ORDENÓ el SEÑOR a LOS que anuncian el evangelio, que VIVAN DEL EVANGELIO.

___________________

Pablo lo llama DERECHO y establece una continuidad entre lo que se practicaba en el AT y la práctica de las iglesias en el NT llamándolo "UN DERECHO" del obrero.

¿Dónde fue establecido ESE DERECHO a participar del altar? ¿Dónde fue establecido el DERECHO a COMER del templo? Claramente Pablo se refiere a la ley y al diezmo Y las ofrendas del pueblo PARA SOSTENER los que TRABAJABAN EN el TEMPLO.

La referencia cruzada que hace Pablo se encuentra en el establecimiento de la ley:

Deuteronomio 18:1 (ver Deut. 12 y 14)

Los sacerdotes levitas, es decir, toda la tribu de Leví, no tendrán parte ni heredad en Israel; de las ofrendas quemadas a Jehová Y DE LA HEREDAD de él COMERÁN.  2 No tendrán, pues, HEREDAD ENTRE SUS HERMANOS; Jehová es su heredad, como él les ha dicho. 3 Y ESTE SERÁ el DERECHO de los SACERDOTES de PARTE del PUEBLO, de los que ofrecieren en sacrificio buey o cordero: darán al sacerdote la espaldilla, las quijadas y el cuajar.  4 Las primicias de tu grano, de tu vino y de tu aceite, y las primicias de la lana de tus ovejas le darás; 5 PORQUE LE HA ESCOGIDO JEHOVÁ tu Dios de entre todas tus tribus, PARA QUE ESTÉ PARA ADMINISTRAR en el NOMBRE de JEHOVÁ, él y sus hijos para siempre. 6 Y cuando saliere un levita de alguna de tus ciudades de entre todo Israel, donde hubiere vivido, y viniere con todo el deseo de su alma al lugar que Jehová escogiere, 7 ministrará en el nombre de Jehová su Dios como todos sus hermanos los levitas que estuvieren allí delante de Jehová.  8 IGUAL RACIÓN a la de los otros COMERÁ, ADEMÁS de SUS PATRIMONIOS.

_______________

Esta referencia a "LA HEREDAD" es con visión al diezmo del pueblo que tenía heredad.

Ver Deuteronomio 14 donde la ley dice:

27 Y no desampararás al levita que habitare en tus poblaciones; porque no tiene parte ni HEREDAD contigo.

__________

En una economía agrícola lo lógico era que se diera el fruto de la tierra y de las manadas. Pero, se da permiso a que se conviertan en efectivo tales ganancias del diezmo y se compartan para que los levitas puedan comprar lo necesario para su sustento:

Deuteronomio 14

24 Mas si el camino es tan largo para ti, que seas incapaz de llevar el diezmo por estar lejos el lugar donde el Señor tu Dios escoja para poner allí su nombre, cuando el Señor tu Dios te haya bendecido,  25 entonces lo cambiarás por dinero, y atarás el dinero en tu mano e irás al lugar que el Señor tu Dios escoja.  26 Y podrás gastar el dinero en todo lo que tu corazón apetezca: en vacas u ovejas, en vino o sidra, o en cualquier otra cosa que tu corazón desee[n]; allí comerás en presencia del Señor tu Dios, y te alegrarás tú y tu casa.  27 Tampoco desampararás al levita que habite en tus ciudades, porque él no tiene parte ni heredad contigo.

Pablo forma o deriva una relación o principio de la obra del sacerdote en el altar en el Antiguo Testamento  y los levitas en el templo, con la obra del anciano docente en el ministerio de la iglesia del Nuevo Pacto y nos deja ver como ambas taraes son correlativas y con el "derecho" a participar de las donaciones (específicamente del diezmo) del pueblo y que ambos, el saceerdote como el pastor tenían/tienen el DERECHO de alimentarse de tales ofrendas.  El sacerdote participaba de la ofrenda que traía el ciudadano la cual era quemada sobre el altar, así también en la iglesia del Nuevo Pacto, siguiendo el modelo de la sinagoga, los ministros reciben las ofrendas del pueblo para su sustento. En el templo se hacía sacrificios diarios. Pero obviamente, Pablo no estaba abogando por la restauración de los sacrificios como ofrenda para beneficio de los que trabajan en el altar,  sino que ahora llama "altar" al púlpito en el ministerio de la predicación.

Conclusión

Entendemos que hay bases para sostener que la iglesia del Nuevo Pacto debe continuar con la práctica del diezmo. Las razones expuestas tienen que ver con la conexión entre la iglesia como una extensión de la sinagoga judía, la relación tan natural que hace Pablo entre los ministros del Nuevo Pacto y los sacerdotes del Antiguo Pacto donde ambos tienen el mismo derecho a participar de los bienes del pueblo por su trabajo. En varias ocasiones Pablo habla de ese derecho y enfatiza que el que “trabaja en el altar (el pastor docente) que viva del altar”. ¿Y cómo se suple "el altar" del Nuevo Pacto? ¡De la misma manera que sucedía en el Antiguo Pacto, con los diezmos y ofrendas del pueblo!

_____________

Nota: Los diezmos de Israel se usaban para apoyar el santuario central (es decir, el tabernáculo y el templo posterior) los levitas locales diezmaban a los sacerdotes del templo (cf. Neh. 10:38-39) La gente local también contribuyó a ellos durante el año. Cada tercer año, los diezmos nacionales se dirigían exclusivamente a los pobres locales (es decir, Dios se preocupa por los pobres, vulnerables y privados de sus derechos) - Bob Utley, Free Bible Commentary 

___________________________________________________

Escrito: 31 de enero, 2022.

Revisado: 3 de febrero, 2022

Añadido a este sitio: 2 de febrero, 2022