(Tiempo estimado: 9 - 18 minutos)
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

por Jorge Trujillo

¿Cuáles son “todas las naciones” en Mateo 24?

Imperio RomanoEl capítulo 24 del evangelio según Mateo se ha prestado para varias interpretaciones.  Hay dos escuelas de interpretación principales, el Futurismo y el Preterismo que ven el cumplimiento desde ópticas completamente opuestas. Desde el punto de vista futurista Dispensacional, este capítulo se refiere mayormente a un futuro evento cerca del fin y justo antes de la venida de Cristo y durante el periodo de la gran tribulación. Los Preteristas totales (y parciales) sugieren que la frase “a todas las naciones” se refiere a las naciones del mundo romano del primer siglo.

No somos ni Preteristas ni Dispensacionalistas, pero creo que es posible determinar a qué se refirió Jesús cuando usó esa frase. Pienso que para poder entender de qué se trata debemos estudiar las enseñanzas de Jesús a sus discípulos previas a este relato.

  • Mateo 24:14 Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones [pas ho ethnos]; y entonces vendrá el fin.

Considero que limitar “todas las naciones" [pas ho ethnos] al mundo romano del primer siglo es ir en contra de las indicaciones contrarias en la misma Biblia. Aquí presento mis razones para tal conclusión. La frase “todas las naciones” se encuentra quince veces más en el Nuevo Testamento, y siete (7) de ellas (la mitad) en los evangelios de las cuales tres (3) veces está en Mateo y nunca se limita a las naciones del imperio Romano. 


Id y haced discípulos:

  • Mateo 28:19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones [pas ho ethnos] bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;
  • Marcos 13:10 Y es necesario que el evangelio sea predicado antes a todas las naciones [pas ho ethnos].
  • Lucas 24:47 y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones [pas ho ethnos] comenzando desde Jerusalén.

Como podemos apreciar, el contexto nos sugiere que la frase “todas las naciones” (en griego,[pas ho ethnos]) no está limitada sola y únicamente a las naciones del imperio romano. Por ejemplo, en Mateo 28:19 y los versos paralelos de Marcos 13:10 y Lucas 24:47, se refieren a lo mismo, a la evangelización del mundo la cual no puede estar limitada sólo a las naciones del imperio romano, las cuales ni siquiera habían sido totalmente alcanzadas para el año 70d.C.

Una de las partes más remotas del imperio romano hacia el oeste lo era la peninsula Ibérica. El Apóstol Pablo expresó su intención de llegar a España pero fue asesinado en Roma en el 64d.C. La mayoría de los historiadores están de acuerdo en que nunca llegó a cumplir su deseo. Una leyenda dice que fue Jacobo el Grande el primero en visitar España, pero este murió en el 44dC. Diez años más tarde, en su carta a los Romanos (ca. 54-57 d.C.), Pablo expresó su intención de ir a España y pasar por Roma en ese viaje porque quería predicar donde nadie había aún predicado el evangelio: 

  • Romanos 15:20 Y de esta manera me esforcé a predicar el evangelio, no donde Cristo ya hubiese sido nombrado, para no edificar sobre fundamento ajeno, 21 sino, como está escrito: Aquellos a quienes nunca les fue anunciado acerca de él, verán; Y los que nunca han oído de él, entenderán. 22 Por esta causa me he visto impedido muchas veces de ir a vosotros. 23 Pero ahora, no teniendo más campo en estas regiones, y deseando desde hace muchos años ir a vosotros, 24 cuando vaya a España, iré a vosotros; porque espero veros al pasar, y ser encaminado allá por vosotros, una vez que haya gozado con vosotros.

Subsiguientemente Pablo fue tomado preso en un viaje a Jerusalén donde fue arrestado por los judíos, y entregado a los Romanos (Hechos 24-25). Pablo fue enviado a Roma como prisionero después de apelar al César. Allí estuvo prisionero en por dos años (60-62d.C.). Aparentemente fue soltado por un breve tiempo para luego volver a ser encarcelado y posteriormente ejecutado. Entre el año 62-64 hubo, tal vez, una ventana de oportunidad para Pablo cumplir su deseo de ir a España. Clemente escribe que Pablo llegó hasta "el límite occidental del imperio", la única posible referencia a un viaje a España, pero no lo suficientemente clara. Algunos sostienen que Pablo llegó hasta la región de Tarragona. No obstante, en su segunda carta a Timoteo Pablo escribe sobre su primer enjuiciamiento, y de sus sufrimientos por el evangelio (2 Tim. 2:9) pero no dice nada de otros viajes misioneros, ni menciona a España. Lucas, el fiel compañero de Pablo y quien escribió con detalles las experiencias de Pablo en el libro de Hechos nada nos dice con respecto a un posible viaje de Pablo a la peninsula Ibérica.

Tristemente el recuento de los viajes de Pablo según lo escrito por Lucas termina con el encarcelamiento domiciliario de Pablo y no tenemos más información. El libro de Hechos termina así: "Y Pablo permaneció dos años enteros en una casa alquilada, y recibía a todos los que a él venían,  predicando el reino de Dios y enseñando acerca del Señor Jesucristo, abiertamente y sin impedimento" (Hechos 28:30-31). Si es que Pablo viajó España quizás no tuvo éxito en plantar una iglesia (no hay evidencias) probablemente por la barrera lingüistica ya que el griego no era común en la peninsula. Pablo fue ejecutado en Roma en el 64 d.C. Es probable que el evangelio no llegó a España sino hasta principios del segundo siglo.

Además, para el año 70d.C. todavía quedaban por evangelizar las naciones hacia el norte que también eran parte del imperio romano. Por ejemplo, las islas británicas no tuvieron presencia del evangelio sino hasta mediados del segundo siglo (ca. 150 d.C.). El área de Galia (Francia) no fue alcanzada sino hasta la primera mitad del segundo siglo, y las áreas de Portugal (Hispania/España) y Moroco (Mauretania, al norte occidental de África) fueron evangelizadas por primera vez en el 162d.C.

Los países al norte de Italia, como Germania y las demás regiones que ya eran parte del imperio en el primer sigo, no fueron evangelizadas sino hasta muchos años después del 70 d.C. en el segundo y tercer siglos d.C.  (Haga clic aquí para una cronología del Cristianismo por la Universidad del Nazareno).


"Todas las naciones debajo del cielo":

Uno de los versos citado como "prueba" de que ya el evangelio había sido predicado en todas las naciones del imperio romano es Colosenses 1:23

Si en verdad permanecéis en la fe bien cimentados y constantes, sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oído, que fue proclamado a toda la creación debajo del cielo, y del cual yo, Pablo, fui hecho ministro.

La carta a los Colosenses fue escrita desde el encarcelamiento domiciliario de Pablo en el año 62 d.C y como ya vimos arriba todavía quedaban naciones del imperio romano donde el evangelio aún no había sido predicado.  

El teólogo Mateo Henry nos explica en su comentario que significa "el evangelio que "fue mandado a ser" predicado a toda criatura" (Marcos 16:15). Juan Calvino nos aclara que el punto de Pablo aquí era el de asegurar a los Colosenses que el evangelio que les fue predicado (por Epafras) era el mismo evangelio que se predicaba en todas partes y también hace referencia a la comisión de Marcos 16: 15. 

Finalmente, en vista a que para el año 62 d.C. el evangelio no había llegado aún a las naciones más lejanas del imperio, podríamos considerar que Pablo estaria usando la hipérbole. 


"Todo el mundo":

La frase "todo el mundo" [en holos ho oikoumenē] también se dice que es usada para referirse exclusivamente al mundo romano. Sin embargo, la frase es mejor entenderla como lenguaje figurado en ciertos contextos. En varias ocasiones se usa esa expresión cuándo es evidente de que la intención no es que se tome de manera rigurosamente literal. 

 El teólogo Wayne Jackson presenta este resumen:

...observemos también que hay otros pasajes de importancia similar que pueden combinarse con Colosenses 1:23. Anteriormente, en este mismo capítulo, Pablo se regocija de que el evangelio estaba dando fruto “en todo el mundo” (v. 6). En otra parte, el apóstol afirma que la fe de los cristianos en Roma estaba siendo “proclamada por todo el mundo” (Romanos 1:8; cf. 16:19). También en Romanos 10, Pablo, tomando prestado un lenguaje que destaca la gran influencia del poder iluminador del sol (Salmo 19:4), sostuvo que el “sonido” del evangelio fue “a toda la tierra”, incluso “hasta los confines del mundo” (v. 18). Los hermanos de Tesalónica fueron elogiados porque su fervor evangelizador había resonado no solo en Macedonia y Acaya, sino “en todo lugar” (1 Tesalonicenses 1:8).

Es claro que ninguna de esas expresiones fueron escritas para ser tomadas literalmente, sino que son figuras del lenguaje que fueron usadas de la misma forma en que nosotros hoy día usamos tales expresiones. 

"El mundo habitado"

Es más interesante aquí el hecho de que la frase "en todo el mundo" [en holos ho oikoumenē] fue usada 500 años antes de Cristo para referirse "al mundo habitado" (en contraste a los territorios que no tenían habitantes) incluyendo desde Gibraltar hasta más allá de la India.

Según el Diccionario Clásico de Oxford:

Fue el historiador Éforo (c. 405-330 a. C.), quien trazó el oikoumene como un rectángulo en el cuarto libro de sus Historias (Strabo1.2.28, C 34; Cosm. 2, p. 148; ver Figura 2, donde el sur es orientado hacia arriba). Éforo equiparó cada esquina de su rectángulo con puntos astronómicos y cada lado con vientos y pueblos: los escitas vivían en el norte, los celtas en el oeste, los etíopes en el sur y los Indios en el este.

El diccionario Bíblico Strong lo explica asi:

οἰκουμένη (oikoumenē) Diccionario Strong: G3625 GK: G3876 alguna lista como participio, la tierra habitable, mundo, Mat. 24:14; Rom. 10:18; heb. 1:6; usado, sin embargo, con varias restricciones de significado, según el contexto, Lc. 2:1; Hechos 17:6; se reunió el. Los habitantes de la tierra, toda la raza humana, la humanidad, Hechos 17:31; 19:27; Apocalipsis 3:10. Algunos ven esta palabra como una forma de participio de οἰκέω.

Desde el concepto del "mundo habitado" en el cuarto siglo antes de Cristo (durante el imperio griego), con los límites comprendidos hacia occidente así como el norte y el sur no se limitaban al contexto Greco-Romano. De hecho, esas regiones no eran parte del imperio romano al momento cuando Jesús habló sus palabras de Mateo 24 en el año 33d.C. ni lo fueron nunca.

Podemos entonces entender que la frase "holos ho oikoumenē" (todo el mundo) por la manera en que se usaba tanto en la cultura secular desde varios siglos antes de Cristo,  así como en la Biblia durante el primer siglo, significa por lo tanto, dondequiera que haya gente en el mundo - "el mundo habitado". Además, Jesús, siendo omnisciente conocía muy bien, que aunque muchos en su día  lo desconocieran, que había personas habitando en distintos lugares y continentes lejanos y a donde su evangelio debía llegar en su plan de redención mundial, de ahí que el mensaje del evangelio sea universal y ya estaba anunciado en las Escrituras desde mucho antes del nacimiento de Cristo por el salmista: "Pídeme, y te daré por herencia las naciones, Y como posesión tuya los confines de la tierra" (Salmo 2:8), profetizado desde los días del rey David 1500 años antes de Cristo pero que era muy probablemente uno de los importantes pasajes bíblicos que el mismo Señor tenía en mente cuando pronunciaba sus palabras en Mateo 24. 


"Reunidas delante de él":

El contexto del próximo verso (Mateo 25:32) nos habla del momento cuando se lleve a cabo el juicio final de todas las naciones, lo cual tampoco puede ser una referencia única a las naciones del imperio romano en el 70dC.

  • Mateo 25:32 y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos.

Únicamente por medio de la híper-espiritualización se puede decir que se cumplió el juicio final de todas las naciones en el año 70 d.C.


"Una casa de oración":

Cuando Jesús dijo estas palabras estaba refiriéndose a la profecía dada por Isaías (Isa. 56:7) alrededor de 700 años antes de que existiera el imperio Romano el cual fue establecido en 27a.C-31a.C.  y tuvo su fin en 1453 con la caída de Constantinopla. Muy difícilmente podría estar limitando la frase “todas las naciones” al imperio Romano.

Este verso de Marcos 11:17 claramente se refiere a las naciones de todo el mundo tal como lo dijo el profeta Isaías. Jesús estaba reprendiendo a los cambistas del templo que habían convertido el templo en "cueva de ladrones". 

  • Marcos 11:17 Y les enseñaba, diciendo: ¿No está escrito: Mi casa será llamada casa de oración para todas las naciones? Mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones.

Lo que es más interesante aquí es que esa misma semana Jesús predijo la destrucción de aquel templo de piedras para nunca más ser levantado; y también habló de un templo que sería destruido pero que ese sí seria levantado en tres días.  Ese templo levantado es su cuerpo y la iglesia compuesta de creyentes de todo el mundo, no sólo de las naciones del imperio romano,  entran a participar como cuerpo de Cristo en esa "casa de oración para todas las naciones". 


"Llevados cautivos":

El pasaje que sigue en Lucas 21:24 está dentro del contexto de Mateo 24 y se relaciona a lo dicho por Jesús con respecto a estos mismos acontecimientos los cuales incluyen también la futura destrucción del templo la cual tomó lugar en el 70 d.C.:

  • Lucas 21:24 Y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones; y Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan.

Si nos preguntamos a que naciones se refiere Jesús podemos ver que este pasaje es un cumplimiento de la profecía dada cerca de 2,000 años antes de Cristo por labios de Moisés. Dios dijo al pueblo de Israel que si ellos fracasaban en cumplir los mandamientos de Dios su castigo sería la expatriación. Esta amenaza se cumplió en tres etapas. Primeramente, tomó lugar en el año 722 a.C. cuando el reino del norte fue conquistado por Senaquerib rey de Asiria y los habitantes de estas diez tribus fueron llevados cautivos lejos de la tierra de Israel. Se cumplió también cuando en el año 587 a.C. cuando Nabucodonosor, el rey de Babilonia conquistó a Judá, el reino del sur, destruyó el templo de Jerusalén, tomó los utensilios sagrados y llevó a los judíos cautivos por 70 años. Finalmente se cumplió, tal como Jesús lo predijo, cuando Roma conquistó a Jerusalén en el año 70d.C y destruyó el templo por segunda vez y los judíos fueron esparcidos por todas las naciones.

Para comprender mejor de que naciones se trata podemos ver la siguiente profecía dada por Moisés al pueblo de Israel en Deuteronomio 28

64 Y Jehová te esparcirá por todos los pueblos, desde un extremo de la tierra hasta el otro extremo; y allí servirás a dioses ajenos que no conociste tú ni tus padres, al leño y a la piedra. 65 Y ni aun entre estas naciones descansarás, ni la planta de tu pie tendrá reposo; pues allí te dará Jehová corazón temeroso, y desfallecimiento de ojos, y tristeza de alma; 66 y tendrás tu vida como algo que pende delante de ti, y estarás temeroso de noche y de día, y no tendrás seguridad de tu vida. 67 Por la mañana dirás: ¡Quién diera que fuese la tarde! y a la tarde dirás: ¡Quién diera que fuese la mañana! por el miedo de tu corazón con que estarás amedrentado, y por lo que verán tus ojos. 68 Y Jehová te hará volver a Egipto en naves, por el camino del cual te ha dicho: Nunca más volverás; y allí seréis vendidos a vuestros enemigos por esclavos y por esclavas, y no habrá quien os compre.

El cautiverio del pueblo de Israel se extendería desde donde sale el sol hasta donde se pone. La frase “de un extremo de la tierra hasta el otro extremo” nos sugiere que se trata del mundo entero, y tristemente así fue. Los judíos en todas estas ocasiones fueron llevados a tierras lejanas en todas las direcciones, norte, sur, este, y oeste. Fueron perseguidos, vituperados, matados, y odiados dondequiera que han ido o sido llevados hasta el día de hoy.


"Para testimonio":

  • Mateo 24:14 Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.

El contexto del evangelio entero de Mateo apunta fuertemente a que “todas las naciones” no es una referencia a los límites del imperio romano alrededor del mar Mediterráneo en el primer siglo, sino una indicación que va más allá, incluyendo todas las naciones del planeta tierra. Cuando el evangelio del reino sea predicado en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones:

  • Hechos 1:8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

Son los testigos de Cristo quienes dan y darán testimonio hasta lo último de la tierra. Entonces vendrá el fin. Alguno podría decir que "lo último de la tierra es España", pero al hacerlo daría razones para dejar de evangelizar y dar testimonio de Cristo al resto del planeta, lo cuál sería ridículo. Jesucristo, siendo Dios, sabía que "lo último de la tierra"  no era el comienzo del mar Atlántico hacia el oeste, ni la región más allá del Jordán (India) hacia el este. Había mucha mas tierra hacia los cuatro puntos cardinales desde Jerusalén los cuáles serían fuente de gente salvada que vendrían a sentarse en la mesa de Abraham:

  • Mateo 8:11 Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos

Conclusión

Entedemos que es importante para el preterista (parcial y total) el interpretar la frase "a todas las naciones" como una referencia limitada al imperio romano y así poder mantener su sistema de interptetación. Sin embargo, como hemos expuesto, con toda la evidencia tanto bíblica dentro de su debido contexto, así como histórica, es muy difícil aceptar que esa fuera la intención de las palabras de Jesús a sus discipulos en el monte de los olivos. Es cierto que Jesús mencionó la futura destrucción del templo de Jerusalén en su discurso, evento que tomó lugar en el 70 d.C., pero eso no significa que su mención de la extensión del evangelio a las naciones (ethnos) en "todo el mundo" (holos ho oikoumenē), tuviese una limitación imperial y local. Las evidencias han sido claramente expuestas y aceptar otra cosa que no sea una referencia global del alcance del evangelio socava la clara enseñanza de la extensión y 'universalidad' del reino de Cristo antes de Su Segunda Venida.

Amén.

_______________________________

Bibliografía:

  1. https://www-jesuswalk-com.translate.goog/paul/10_prison.htm?_x_tr_sch=http&_x_tr_sl=auto&_x_tr_tl=es&_x_tr_hl=en-US&_x_tr_pto=wapp#_ftnref459
  2. https://www-christianitytoday-com.translate.goog/history/2008/august/when-did-christianity-reach-british-isles-and-how-did-it.html?_x_tr_sl=auto&_x_tr_tl=es&_x_tr_hl=en-US&_x_tr_pto=wapp
  3. https://home-snu-edu.translate.goog/~hculbert/line.htm?_x_tr_sl=auto&_x_tr_tl=es&_x_tr_hl=en-US&_x_tr_pto=wapp
  4. https://www.christiancourier.com/articles/929-was-the-gospel-preached-throughout-the-whole-world-in-the-first-century 
  5. "Oikoumene/Orbis Terrarum | Oxford Classical Dictionary" https://oxfordre.com/classics/classics/view/10.1093/acrefore/9780199381135.001.0001/acrefore-9780199381135-e-8008 
  6. https://www.rome.net/roman-empire

 

___________________________________

Escrito: 8-15 de marzo, 2022/ Revisado 24 de mayo, 2022.

Añadido a este sitio: 14 de marzo, 2022.