Imprimir
Categoría de nivel principal o raíz: La Teologia Reformada
Categoría: La Teologia del Pacto
(Tiempo estimado: 9 - 17 minutos)

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

por Jorge L. Trujillo

Cuando estudiamos las características de la Iglesia del Nuevo Testamento, no tardaremos en darnos cuenta que hay mucha semejanza con la nación de Israel del Antiguo Testamento. En este estudio consideramos tales semejanzas de manera que podemos ver que la iglesia, en vez de ser una entidad completemente nueva, tiene su comienzo y modelo en la nación de Israel y su forma. Además, esto nos sugiere que no hay aquí casualidad alguna sino que fue diseñado para que fuese de esta manera por Dios mismo.

Notas preliminares:

"Y Jehová dijo: ¿Encubriré yo a Abraham lo que voy a hacer, habiendo de ser Abraham una nación grande y fuerte, y habiendo de ser benditas en él todas las naciones de la tierra?" (Gen. 18:18)

"En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz" (Gen. 22:18, 26:4)

Los salmos están llenos de palabras proféticas con respecto a la salvación de las naciones:

"Todos los reyes se postrarán delante de él; Todas las naciones le servirán.... Será su nombre para siempre, Se perpetuará su nombre mientras dure el sol. Benditas serán en él todas las naciones; Lo llamarán bienaventurado. Bendito Jehová Dios, el Dios de Israel, El único que hace maravillas" (Salmo 72: 11, 17-18).

A través del AT los profetas una y otra vez hablaron de esa expansión venidera donde las naciones del mundo se unirían con regocijo para adorar al Dios de los hebreos, el Dios de Abraham, de Isaac, y de Jacob.

"Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas, y refuerza tus estacas. Porque te extenderás a la mano derecha y a la mano izquierda; y tu descendencia heredará naciones, y habitará las ciudades asoladas" (Is: 54:2-3).

Con la llegada del Mesías esa promesa se hizo realidad y fue anunciada desde el mismo nacimiento de Jesús:

"Luz para revelación a los gentiles, Y gloria de tu pueblo Israel"

y también:

"Y otra vez dice:

Alegraos, gentiles, con su pueblo"

Y en su ministerio:

"Galilea de los gentiles; El pueblo asentado en tinieblas vio gran luz; Y a los asentados en región de sombra de muerte,

Luz les resplandeció". (Lc. 2:32, Is. 42:6, Is. 49:6, y Ro. 15:10-12 citado de: Is. 11:10, Dt. 32:43, Salmo 117:1, Mt. 4:14-16)


Con esta información en mente, y siguiendo ese modelo presentado tan claramente en las Escrituras podemos ver algunas de las semejanzas que existen entre el ISRAEL del AT y la IGLESIA del NT.

1. ► ISRAEL, el Pueblo de Dios del AT como congregación étnica visible en la tierra fue formado por la gracia de Dios, su amor, y su misericordia según el Pacto de Gracia prometido y establecido con Abraham en su llamado de la tierra de Ur de los Caldeos. Dios le dijo a Abraham "haré de ti una gran nación". (Gen. 12:2a; Hechos 7:17)

2. ► ISRAEL, el Pueblo de Dios del AT como congregación étnica visible comenzó con Jacob (cuyo nombre fue luego cambiado por Dios a Israel) y sus doce hijos como patriarcas. (Gen. 35:22-26).

3. ► ISRAEL tuvo su comienzo con hombres fieles a Dios por lo que se habla de ellos como referente "Dios de Abraham, de Isaac, y Jacob". Los descendientes de Israel eran tenidos como parte de la nación visible. Los conversos de otras naciones podían ingresar a formar parte del pueblo, pero debían primero ser circuncidados como señal de purificación. (Ex. 12:48)

4. ► Dios sacó la nación de ISRAEL de la esclavitud del Faraón en Egipto y los trajo al desierto dónde les dio su ley e hizo un Pacto con ellos. Ellos caminaron por el desierto donde fueron protegidos y alimentados con pan del cielo hasta entrar a Canaán, la tierra prometida. (Libro de Éxodo).

5. ► El Pueblo de ISRAEL bajo en antiguo pacto estaba gobernado por una pluralidad de ancianos y maestros que se asegurarían de que fuesen guiados correctamente y que las futuras generaciones conocieran y fuesen fieles a la ley de Dios. Los líderes debían instruir al pueblo de acuerdo con, y explicarles la palabra de Dios. (Ex. 24:9, Lev. 10:11, Esdras 10:14)

6. ► Los sellos visibles de la nación de ISRAEL eran dos ordenanzas sagradas, la circuncisión y la Pascua. Estos servían como señal de su identidad. La circuncisión era el sello de su pertenencia en el pueblo y representaba la pureza espiritual a la que eran llamados sus miembros. La pascua les recordaba su liberación por la muerte de un cordero que derramó su sangre por ellos para darle vida y libertad cuando estaban en Egipto bajo el poder del Faraón. (Hech. 7:8; Ex. 12:24, 43)

7. ► ISRAEL era una composición de núcleos familiares. Según la promesa hecha a Abraham, los descendientes físicos (los hijos) de los Israelitas eran considerados santos y contados como parte del pueblo visible. Si los padres eran parte del pueblo visible de Dios, los hijos también lo eran. (Ex. 5:1, 6:7, 19:6, Sal. 127:3)

8. ► En la Institución del Antiguo Pacto Mosaico para ISRAEL se reafirmó la inclusividad Abrahámica de los descendientes de cada familia en esta relación con el resto del pueblo, y las demandas puestas sobre los padres étnicos estaban también sobre los hijos. (Dt. 5)

9. ► ISRAEL era una organización familiar. Los infantes y niños menores de edad eran parte del pueblo de Dios. El anuncio inicial del Antiguo Pacto Mosaico para ISRAEL mencionaba los integrantes de cada familia como herederos y beneficiarios del pacto. (Ex. 12:26, Dt. 11:19, 12:12)

"En aquel tiempo, dice el SEÑOR (YHWH), yo seré el Dios de TODAS LAS FAMILIAS de Israel; y ellos serán mi pueblo... porque todos me conocerán, desde EL MÁS PEQUEÑO de ellos hasta EL MÁS GRANDE...".

La frase "desde el más pequeño" puede significar el más insignificante, o el menor de todos, ya sea en edad o el más joven:


Diccionario Strong:

קָטָן qâṭân, kaw-tawn '; o קָטֹן qâṭôn; de H6962; abreviado, es decir, DIMINUTIVO, literalmente (en cantidad, TAMAÑO o número) o figuradamente (en EDAD o importancia): - mínimo, MENOR que todos, MÁS PEQUEÑO (uno), MÁS PEQUEÑO DE TODOS (uno, cantidad, cosa), MÁS JOVEN DE TODOS


Dentro de este contexto profético del Nuevo Pacto prometido, JEREMÍAS aclara que se refiere a TODOS LOS MIEMBROS de CADA FAMILIA, desde el MAYOR hasta el MENOR de ellos. Vea versos siguientes abajo donde se mencionan los HIJOS de las Familias del NUEVO PACTO como beneficiarios de la obra de gracia en sus corazones. Por lo tanto, el Nuevo Pacto INCLUYE los hijos, hasta los más pequeños de la familia:

"He aquí que yo los reuniré de todas las tierras a las cuales los eché con mi furor, y con mi enojo e indignación grande; y los haré volver a este lugar, y los haré habitar seguramente; y me serán por pueblo, y yo seré a ellos por Dios. Y les daré un corazón, y un camino, para que me teman perpetuamente, para que tengan bien ELLOS, Y SUS HIJOS DESPUÉS DE ELLOS. Y haré con ellos pacto eterno, que no me volveré atrás de hacerles bien, Y PONDRÉ MI TEMOR EN EL CORAZÓN DE ELLOS, para que no se aparten de mí".

Y también el profeta Joel:

"derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán VUESTROS HIJOS y VUESTRAS HIJAS".

Y también el apóstol Pedro:

"Sepa, pues, ciertísimamente toda la casa de Israel, que a este Jesús a quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo. Al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: VARONES hermanos, ¿qué haremos? Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. Porque PARA VOSOTROS ES LA PROMESA, Y PARA VUESTRO HIJOS, y para todos los que están lejos; PARA CUANTOS el Señor nuestro DIOS LLAMARE." (Jer. 31:1, 34, 32:38-40; Joel 2:27; Hech. 2: 36-39).

10. ► Cada familia de ISRAEL tenía el mandamiento y el deber de instruir a sus hijos en sus casas en conformidad con la ley del pacto, sus privilegios, obligaciones, y expectativas de santidad como miembros de esa comunidad étnica. Debían de guardarse de la contaminación y mezcla con los paganos, del yugo desigual con los incrédulos, y de la falsa adoración a los ídolos. La desobediencia les traía la disciplina divina lo cual incluía hasta la misma muerte y ser cortado del pueblo. (Ex. 34, Dt. 7:1-6, 11:19-20)

11. ► Los hijos de cada familia de ISRAEL le debían obediencia pactal a sus padres con promesa de larga vida como recompensa por ello, y los padres debían incluir sus hijos en las reuniones de toda la congregación de Israel. (Ex. 20:12; Dt. 5)

12. ► Como tal, los hijos de los ISRAELITAS eran tenidos como partes del pueblo visible de Dios desde su nacimiento y debían recibir la circuncisión como sello de pertenencia a Israel, y participar de la cena de la Pascual cuando tuviesen la edad apropiada.

La señal del pacto era de suma importancia para Dios. El Pueblo NO TENÍA instrucción ni sugerencia divina para retrasar la circuncisión, el sello de pertenencia al pueblo ni esperar a que cada hijo nacido a las familias de Israel decidiera por sí mismo cuando creciera si tomaría o no la señal visible de pertenencia en el pueblo. (Dios iba a matar a Moisés por no haber circuncidado su hijo). (Gen. 17, Ex. 4:24, Ex. 5)

** Bajo el Antiguo Pacto sólo los varones eran circuncidados en la infancia, y los varones de más de veinte años estaban llamados a subir a Jerusalén para comer la pascua. (Ex. 23:17, 34:23, Dt. 16:16)

La señal del pacto es de suma importancia para Dios. La iglesia NO TIENE instrucción ni sugerencia divina para retrasar el bautismo, el sello de pertenencia a Dios y su pueblo ni esperar a que cada hijo nacido a las familias de la iglesia decida por sí mismo cuando crezca si tomará el bautismo como señal visible de pertenencia en el pueblo.

** Bajo el Nuevo Pacto tanto los hijos varones como las hembras deben recibir el bautismo en la infancia o familias completas cuando se convierten, y cuando lleguen a la edad de razón ambos sexos están llamados a participar de la Santa Cena. Esto es ahora una expansión a la anterior práctica en Israel. (Mt. 28:18, Hch. 8:12, 1 Cor. 11:29)

13. ► Dentro del pueblo visible de ISRAEL había tanto verdaderos creyentes como incrédulos. El Pueblo debía de tener cuidado de los impostores y falsos profetas que se levantaría dentro del pueblo para desviar y alejar sus miembros de la verdadera adoración a Dios. Una vez descubiertos, tales profetas debían ser erradicados del pueblo. (Jer. 23; Ez. 13:3)

14. ► En ISRAEL, Dios llamaba al pueblo constantemente al arrepentimiento y la fe por medio de los sacerdotes y profetas. El llamado era a recibir la circuncisión del corazón y la pertenencia verdadera al pueblo. (Dt. 10:16)

15. ► Los que dentro del pueblo visible de ISRAEL no se arrepentían de corazón y creían a los Profetas eran cortados del pueblo. (Lev. 16:14, Lev. 17)

16. ► El llamado de ISRAEL en el mundo era el de amar a Dios, obedecer su ley, rendirle culto y fiestas sirviéndoles de todo corazón mientras anunciaban al resto del mundo las maravillas de aquel que les sacó de la esclavitud y la pobreza y los trajo a la libertad y la abundancia. (Ex. 5:1, Dt. 26: 18-19, Salmo 96:3)

17. ► La esperanza futura de la nación de ISRAEL era la venida visible del Mesías y posteriormente la resurrección de entre los muertos para el juicio de justos e injustos, y para dar a los justos entrada a un reino de justicia, de gloria y de paz duradera. Todos los miembros justos del pueblo tendrán entrada en ese reino eterno junto con los justos escogidos de todas las épocas. (Sal. 1:5, Is. 9:7, Dan. 7:13-14, 12:1-3)

 

Por. J. L. Trujillo

28 de junio, 2021.

www.vidaeterna.org

 

Visto: 475