gototopgototop
¿SÁBADO o DOMINGO? PDF Imprimir Correo electrónico
Articulos y Ensayos - Temas Controversiales

alt¿En qué día se reunían los primeros cristianos?

-Jorge L. Trujillo

Sobre este tema algunos piensan que los cristianos deben reunirse el día domingo para adorar mientras que otros insisten que debe ser el día sábado. ¿Quién tiene la razón? Considero que hay una manera sencilla para determinar cuál es el día de adoración de los cristianos desde el comienzo de la iglesia. Esa manera es ‘trasladarnos’ al pasado, a los primeros años de la iglesia cristiana. Para llegar al pasado debemos remontarnos a ese tiempo de forma imaginaria.  Le invito a que suba a una capsula de tiempo y me acompañe en este viaje donde nos transportaremos al pasado.  Allí podremos visitar las congregaciones cristianas primitivas y veremos como se hacían las cosas en ese entonces.  Haremos cinco visitas importantes a ver si descubrimos en que día de la semana se reunían los primeros .

Nuestra Primera Visita:

Llegamos a Jerusalén el día de la resurrección de Jesucristo.  Según la Biblia fue un domingo por la mañana, “el primer día de la semana” (Marcos 16:9).  Recorremos la ciudad y al caer la noche visitamos la primera reunión cristiana después de la resurrección de Jesús.  Encontramos que los apóstoles y discípulos estaban reunidos “el mismo día” que había resucitado:

Juan 20:19 Cuando llegó la noche de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo de los judíos, vino Jesús, y puesto en medio, les dijo: Paz a vosotros. 20 Y cuando les hubo dicho esto, les mostró las manos y el costado. Y los discípulos se regocijaron viendo al Señor.

En esta reunión estaban los once apóstoles y también otros discípulos, incluyendo los dos caminantes que volvieron a Jerusalén después de que Jesús resucitado se les apareciera en el camino a Emaus (ver Lucas 24:33-36).

Nuestra Segunda Visita:

En nuestra segunda visita llegamos a otra reunión de los primeros cristianos. Esta tomaría lugar en una casa ocho días mas tarde, es decir, el domingo siguiente a la primera reunión:

Juan 20:26 Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro, y con ellos Tomás. Llegó Jesús, estando las puertas cerradas, y se puso en medio y les dijo: Paz a vosotros.

Al parecer el patrón de reunión de los primeros cristianos siguió siendo el primer día de la semana. Unos treinta días después vimos que estando en Betania Jesús fue alzado al cielo ante los ojos de sus discípulos y se nos dice que: “Ellos, después de haberle adorado, volvieron a Jerusalén con gran gozo; y estaban siempre en el templo, alabando y bendiciendo a Dios. Amén”. (Lucas 24:52-53). Como miembros de la comunidad judía los cristianos seguían asistiendo al templo muy probablemente los días de reposo (sábados) como los demás judíos o todos los días (“siempre en el templo”).  Pero no tenemos otro relato de reunión cristiana sino hasta nuestra tercera visita unos diez días más tarde.

Nuestra Tercera Visita:

Nuestra tercera visita tendrá lugar el día de Pentecostés también conocido como “la fiesta de las semanas”. Algunos consideran que este fue el momento cuando en realidad nació la iglesia del Nuevo Pacto. El día de pentecostés era exactamente cincuenta días después de sábado siguiente a la fiesta de la pascua.  Por lo tanto siempre caía en día domingo.  En la Biblia leemos: “Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos [los cristianos] unánimes juntos…” (Hechos 2:1) En esta reunión, como en todas las anteriores no estaban solamente los apóstoles sino que había también con ellos otros discípulos, hombres, mujeres y presumiblemente niños.  Nos parece notable que haya sido un domingo el día cuando la iglesia del Nuevo Pacto fue dotada del poder de Dios.

Nuestra Cuarta Visita:

Nuestras tres primeras visitas tomaron lugar en Jerusalén, sin embargo, nuestra próxima visita será alrededor del año 51DC ya pasados cerca de 20 años desde que se estableció la iglesia después de la resurrección de Jesús. Ya el cristianismo estaba extendido por el mundo conocido por medio de la predicación de los apóstoles.  En esta ocasión llegamos a Asia Menor (Turquía). En nuestra cuarta visita encontramos que los discípulos estaban reunidos nuevamente para “partir el pan y para escuchar la enseñanza bíblica”.  Leemos lo siguiente:

Hechos 20:7: El primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan, Pablo les enseñaba, habiendo de salir al día siguiente; y alargó el discurso hasta la medianoche.

Nuestra Quinta Visita:

En nuestra quinta visita llegamos en el año 55dC a una congregación en la Ciudad de Corinto, Grecia. Los líderes de la Iglesia han recibido correspondencia del Apóstol Pablo donde les da instrucciones a los cristianos para que pongan aparte algo de sus ganancias “el primer día de la semana” (el domingo) de manera que cuando el viniera no se hicieran colectas en la iglesia. El les dice que esa fue la misma instrucción dada a las iglesias de Galacia.

1 Corintios 16:1 En cuanto a la ofrenda para los santos, haced vosotros también de la manera que ordené en las iglesias de Galacia. 2 Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas.

Tratamos de entender lo que significan estas palabras de Pablo. Esto es importante porque aquí el Apóstol esté 'adoctrinando' la iglesia. ¿Se trata de una instrucción para que cada cristiano separe el dinero  en su propia casa?  Si ese es el caso, ¿que importancia tiene que sea el primer día, el tercero o el quinto día de la semana? A fin de cuentas, cualquier persona, en la privacidad de su hogar puede poner algo aparte el día de la semana que desee sin que Pablo tenga que especificar que lo haga “el primer día de la semana”.  Además, si cada primer día de la semana en su reunión semanal, los cristianos ponían algo aparte en sus casas de todas formas cuando el llegara había que “recoger ofrendas” y eso es lo que el no quería.  Por otra parte, si estas ofrendas eran recogidas en la reunión de la iglesia cada domingo (cada primer día de la semana) y puestas aparte, entonces no habría necesidad de recoger ofrendas cuando él llegara; solamente las pondrían en las manos de Pablo. Por lo tanto, pensamos que cuando el Apóstol ordena a las iglesias en Asia Menor (en Galacia) y en Europa (en Grecia) que esto se haga “cada primer día de la semana” nos indica que ‘ESE’ era el día cuando los cristianos se reunían como iglesia para adorar, partir el pan (como leímos anteriormente) y escuchar la enseñanza o predicación de la Palabra.

El Día de Reposo

En este breve artículo estamos tratando de sobre cual es el día de reunión de los cristianos. En nuestro viaje imaginario hemos visto que desde el principio los cristianos se reunión el primer día de la semana o domingo.  Sin embargo, el día de reposo para los judíos no cristianos, y el día que visitaban la sinagoga y estudiaban la ley siguió siendo el día sábado.  Durante los primeros años del cristianismo los judíos cristianos también asistían al templo para sus actividades religiosas. Era un tiempo de transición de la ley al Evangelio.

También es cierto que los apóstoles, como es el caso de Pablo en el libro de Hechos, también visitaban el templo judío los días sábados (el séptimo día) pero era con propósitos misioneros para predicar el evangelio a los judíos y prosélitos gentiles. Sin embargo, una vez estos se convertían al cristianismo, se reunían en el culto cristiano los domingos (el primer día de la semana).  Paulatinamente los judíos incrédulos que controlaban las sinagogas no les permitieron seguir predicando allí y la predicación comenzó a tener lugar en lugares públicos entre los gentiles.

Conclusión

Pienso que nuestro viaje imaginario por Jerusalén, Asia Menor (Turquía) y el Continente Europeo (Grecia) por un espacio de veinte años nos ha demostrado que los primeros cristianos, desde el mismo día que Jesús resucitó, se reunían en distintas casas para adorar los días domingo, el primer día de la semana, mucho antes de ser expulsados del templo y de la sociedad judía no cristiana. Por lo tanto, aunque hoy día los seguidores de Jesús se reúnen para adorar en cualquier día de la semana, la costumbre cristiana de adorar los domingos comenzó con los Apóstoles de Jesús y los primeros discípulos, siguió la iglesia primitiva y se extendió a todos los lugares donde llegaba el evangelio; fue así como el domingo vino a ser conocido como el día oficial de reunión para los cristianos.


12 de Diciembre de 2014.

 
Joomla School Templates by Joomlashack