gototopgototop
Exposición de la Fe Reformada PDF Imprimir Correo electrónico
La Teologia Reformada - La Teologia del Pacto

 wartburg-castle-luther-eisenach

Un Breve Resumen de la Fe Reformada

Por  Andrew Sandlin1 

Introducción

El tratar de definir la Fe Reformada de manera simple y corta es como tomar una fotografía del Gran Cañón [del Colorado, USA] desde [una distancia] de 50 Metros. Inevitablemente, algo se va a quedar afuera. Pero aunque sea un bosquejo, es mejor que nada, especialmente en estos días cuando la iglesia Americana necesita un avivamiento del Calvinismo.  

La palabra calvinismo es muy abusada. Por ejemplo, algunos creyentes de la Iglesia de Cristo y algunos Bautistas, dicen que cuando nosotros los de la fe Reformada la usamos, estamos probando su acusación de que nosotros seguimos a un hombre, Juan Calvino. Ellos, sin embargo, dicen seguir solamente a Dios y la Biblia. Es realmente difícil creer que ellos puedan ser tan ingenuos. Ellos leen libros escritos y oyen sermones predicados por los lideres de sus propios grupos y usan estas obras "hechas por hombres" para darles un mejor entendimiento de lo que ellos creen que la Biblia enseña. Los Reformados hacen lo mismo con Agustín, Lutero, Calvino y otros. Nosotros creemos que sus enseñanzas están más cercas a lo que la Biblia dice que ningún otro. ; Nosotros no aceptamos sus enseñanzas en lugar de la Biblia. Solamente la Biblia es infalible y autoritativa; nosotros solo creemos que sus enseñanzas son superiores a enseñanzas competitivas.  

La fe Reformada, por lo tanto, mantiene ser la más cercana aproximación a lo que la Biblia enseña. Fue expresada en parte por [San] Agustín, y vino a tener su fruto completo en las enseñanzas de Calvino y otros reformadores en el tiempo de la Reforma. Fue mantenida en mayor o menor grado por los peregrinos y los puritanos. Sobrevive hoy entre aquellos usualmente llamados Reformados, Bautistas Reformados, Presbiterianos, Calvinistas Metodistas, y muchos Reconstruccionistas.  

Tema  

Cada sistema de teología tiene algún tema sobre el cual gira. Por ejemplo, el Catolicismo Romano gira en torno a la iglesia universal; El Metodismo gira en torno a la santificación; El Pentecostalismo gira en torno al Espíritu Santo; La fe Bautista gira en torno al Nuevo Nacimiento; El Luteranismo gira en torno a la Justificación por fe; La Fe Ortodoxa Griega gira en torno al Sacramentalismo. La Fe Reformada, en contraste, gira en torno a Dios. Por esta razón sino otra, debe ser tomada seriamente.  

Dios  

La fe Reformada comparte con la mayoría de las demás tradiciones Cristianas una elevada estima por los atributos y naturaleza de Dios. En el punto de vista Reformado, sin embargo, Dios es aun más altamente exaltado. Dios conoce todo lo que ha de ocurrir porque él controla todas las cosas en el universo (Isaías 46:9,10). Él hace lo que quiere hacer, y nadie puede detenerlo (Salmo 115:3). El es Santo (Isaías 6:1-5), y aborrece tanto la impiedad como el impío (Salmo 11:5)  

La Fe Reformada abraza la ortodoxia Trinitaria. Creemos que Dios existe en tres personas, el Padre, el Hijo (Jesucristo) y el Espíritu Santo. Creemos que Cristo nació de una virgen, vivió una vida sin pecado, murió una muerte substituto ría por los pecados del mundo, se levantó de la tumba al tercer día, y ascendió al cielo donde esta ahora sentado a la diestra del Padre.  

Autoridad  

Para los Reformados, la Biblia es inspirada de Dios y es "la regla de fe y vida". Es [la Biblia] Ciertamente, "El Juez supremo por el cual todas las controversias de religión deben ser determinadas, y todos los decretos de los concilios, opiniones de sagrados escritores, doctrinas de hombres, y espíritus privados, deben ser examinados, y en cuya sentencia debemos descansar, no puede ser otro sino el Espíritu Santo hablando en la Escritura"  

La autoridad final para "fe y vida" son los providencialmente preservados Antiguo y Nuevo Testamentos, escritos en su forma original en Hebreo y Griego, y ahora traducidos a las lenguas comunes.

Todo lo que necesitamos saber se encuentra en la Biblia, ya sea de manera expresada o en sus implicaciones.

Salvación

La mayor atención recibida de parte de aquellos No-Reformados concierne a la doctrina Reformada de la Salvación. La Salvación no es sino una parte de la Fe Reformada, pero es una parte importante. Las creencias Reformadas incluyen la predestinación y elección (Efesios 1:4,5), La total pecaminosidad de la raza humana (Romanos 3:10-18), La muerte de Cristo para asegurar la salvación de su Pueblo (Juan 10:15), y la perseverancia de los que son de Cristo (Filipenses 1:6). Los Reformados creemos que los pecadores son salvados totalmente por Gracia. Muchos otros grupos como los Católicos Romanos, Ortodoxos Griegos, y muchos Bautistas y Metodistas, creen que los hombres depravados tienen libre albedrío y cooperan con Dios en la Salvación; Dios hace su parte y el hombre hace la suya. La fe Reformada es diferente. Nosotros creemos que Dios hace toda la obra de la Salvación. El Padre propuso nuestra salvación desde la Eternidad (Efesios 1:4); el hijo compró nuestra salvación en el Calvario (Juan 3:5). Él nos salva no por nuestras obras o por lo que supo que íbamos a hacer de antemano, sino por su Gracia (Efesios 2:8-10)

Los Reformados no creen como muchos evangélicos y fundamentalistas que el hombre es regenerado después que cree. Creemos que el hombre debe ser regenerado para poder creer. ¿Si las personas pueden desarrollar suficiente espiritualidad para creer, entonces porque necesitan ser regenerados? (2 Corintios 2:14)

No somos, sin embargo, como muchos Bautistas primitivos, de la creencia que no necesitamos predicar el evangelio para que la gente se salve. Pues Dios elige los medios de salvación (La Predicación del Evangelio [1 Corintios 1:21]), tanto como elige aquellas personas que son suyas. Debemos predicar el Evangelio, porque el Espíritu Santo lo usa para convertir a los pecadores (Efesios 1:13)

Creemos que la Justificación es solo por fe (Romanos 4:5; Gálatas 3:6-8). Cuando somos unidos con Cristo en salvación, Dios imputa la perfecta justicia de Cristo a nuestra cuenta. En otras palabras, él nos trata como si fuéramos tan limpios de pecados como Cristo, no por nuestra propia justicia, pues no tenemos ninguna (Filipenses 3:9), pero porque el mira la justicia de Cristo, la cual nos acredita a nosotros (1 Corintios 1:30). Por fe, lo cual es don de Dios (Efesios 2:8,9), nos apropiamos de la salvación.

La Fe Reformada creen que aquellos a los cuales Dios justifica, el santifica (Romanos 8:29-30) No creemos que aquellos que son verdaderamente salvos pueden "perder" su salvación, ni tampoco creemos que pueden caer del cuidado de Dios hasta el punto de vivir en un estado de continua carnalidad. No creemos con los Dispensacionalistas y fundamentalistas que la carnalidad es una categoría de creyentes, aunque verdaderamente creemos que un creyente puede ser carnal. Si los que profesan ser cristianos no tienen buenas obras, están simplemente probando que su fe no es genuina (Santiago 2:17-26), es decir que no son convertidos.

Los Reformados no creen que alguien pueda llegar a obtener perfección sin pecado o un estado de descanso de las batallas con el principio interno de pecado hasta que nos reunamos con Cristo al morir o en su venida (Romanos 7:15-25). Ellos sí creen, que mientras el Espíritu obra en los escogidos, produce progreso para que el poder del pecado se haga débil (Romanos 6:16). Los medios por los cuales nos santifica incluyen, la palabra de Dios (1 Pedro 2:1-3), nuestra resistencia al pecado (1 Pedro 5:8-9), la mortificación de las obras pecaminosas del hombre (Romanos 6:15-22), y la tribulación (prueba) personal (Santiago 1:2-4)

Pactos

Los Reformados creen que Dios se relaciona con el hombre por medio de Pactos: "La distancia entre Dios y su creación es tan grande, que aunque las criaturas razonables le deben obediencia como su Creador, aun, ellos nunca podrían tener ningún fruto de él como su bendición y recompensa, sino por una Condescendencia.voluntaria de parte de Dios, la cual a Él le ha placido expresar por medio de Pacto"

Por ejemplo, en la salvación Dios promete vida eterna basado en la muerte de Cristo a todos aquellos por quienes Cristo murió y que ejercen fe (Juan 3:14-18). Bajo el Nuevo Pacto Dios perdona los pecados del pueblo en que Cristo pagó la pena de esos pecados y Dios escribe su ley en el corazón de su pueblo (Hebreos 8:6-13).

Además, Dios promete bendiciones a su pueblo y a sus hijos sobre la condición de obediencia (Deuteronomio 4:39-40; 5:32-33). Los hijos de los creyentes como herederos del Pacto vienen a una relación especial con Dios (Génesis 17:7; Hechos 2:38-39; 1 Corintios 7:14)

Por otra parte, los reformados creen que el Pacto Abrahamico debe ser cumplido. Abraham debe ser padre a muchas naciones y reyes (Génesis 17:4-8). La simiente de Abraham son todos aquellos que ponen su fe en Cristo (Gálatas 3:28-29). Por eso, una multitud de naciones y reyes, un día se unirán a la iglesia en virtud de su unión con Cristo.

La Iglesia

La iglesia es una parte extremadamente importante de la fe Reformada. Aunque reconocemos que a veces es llamada la iglesia universal compuesta por todos los creyentes, concentramos nuestra atención en el cuerpo de creyentes unidos localmente. La iglesia universal, la cual es el cuerpo de Cristo, está compuesta de todos los creyentes en la tierra y en el cielo (Hebreos 12:23). La iglesia local esta compuesta de todos los creyentes unidos por amor a Cristo para cumplir las comisiones de dominio y evangelismo.

La iglesia es la representación corporal de Cristo en la tierra (Mateo 28:18-20; 2 Corintios 5:19-20). Su comisión es declarar el evangelio de Jesucristo y traer todas las naciones bajo la disciplina de Jesucristo y la palabra de Dios. La Iglesia se debe edificar a sí misma por medio de la predicación de la palabra. (2 Timoteo 4:2), la comunión con la carne y sangre de Cristo a su mesa (1 Corintios 10:16), y el ejercicio afectivo de los dones entre sus miembros (Efesios 4:7-16).  

En la visión Reformada, la predicación es exaltada. En algunos otros grupos (Católicos Romanos y Ortodoxos Griegos, por ejemplo), el ministro se posiciona casi como el mismo Cristo y comunica la gracia de Dios a los que oyen. Por otra parte, entre los Pentecostales y los Bautistas, el ministro es visto como un "profeta": él declara palabra inspiradas que él cree Dios le muestra directamente. En contraste, los Reformados creen que el ministro esta en una posición exaltada ante el pueblo de Dios para declarar la misma Palabra de Dios como esta se encuentra en la Biblia. El debe de llenar no solamente las más altas calificaciones espirituales (1 Timoteo 2:1-7), sino también las más altas calificaciones intelectuales (2 Timoteo 2:15). Esto no significa que debe ser un catedrático a los ojos de los inconversos. Significa que debe total dominio de la Biblia, de libros que iluminan acerca de la Biblia, y del lenguaje en el cual él predica. El debe declarar, no sus propias ideas sino la misma palabra de Dios. Su predicación por lo tanto debe ser necesariamente expositiva-es decir, el debe de exponer lo que la Biblia esta diciendo. Pero eso no es suficiente. Él deberá entonces aplicar esa verdad bajo el poder del Espíritu Santo a los convertidos y los inconversos al alcance de su voz.

La Fe Reformada enfatiza la mesa del Señor. Es ahí en la participación del pan y el vino donde todos los miembros de las familias2 recuerdan la muerte de Cristo (1 Corintios 11:24), toman fuerzas para la vida Cristiana (Juan 6:41-63), y públicamente profesan su determinación de seguir el nuevo pacto. (Mateo 26:28).

Los Reformados no están de acuerdo con los Católicos Romanos acerca de la mesa del Señor. No creemos en la transubstanciación o que la mesa del Señor es una misa. Creemos que la interpretación Romana de la mesa del Señor es una blasfemia. No estamos de acuerdo con los Luteranos que creen que Cristo esta físicamente con, en y bajo el pan y el vino. No estamos de acuerdo con la mayoría de los evangélicos que creen que la mesa del Señor es un mero recordatorio y que no da gracia y fuerza a los que participan en fe. Creemos que los Cristianos en realidad tienen comunión con la carne y la sangre de Cristo cuando ellos participan en fe (1 Corintios 10:16). Los elementos no son nunca otra cosa sino pan y vino, pero la carne y la sangre de Cristo por la que tenemos vida eterna acompañan los símbolos.

La Sociedad

Los Reformados no creen que Jesús es Señor es solamente de los Cristianos y la familia y la iglesia. Ellos creen que Él es Señor sobre todas las cosas (Efesios 1). Nosotros creemos que la sociedad debe ser santificada así como los cristianos, la familia y la Iglesia deben ser santificadas. Los Reformados creen en la "separación de la iglesia y el estado", pero no en la separación del estado de Dios. Creemos que todos los lideres políticos están requeridos por Dios a someterse a Dios y su Palabra (Salmo 2).

No estamos de acuerdo con la visión Anabaptista de que la política es mala y que los cristianos deben estar fuera y alejados del proceso político. Creemos que los cristianos deben presionar las declaraciones del Señorío de Cristo en la política así como en la familia, la iglesia, la educación, los negocios, la economía, las artes, y en toda parte de la Sociedad.

Creemos que la iglesia no puede fracasar en su misión de cristianizar las naciones3 con el evangelio de la palabra de Dios (Mateo 16:18-19; 28:18-20). No mantenemos que la iglesia esta "guardando el fuerte" hasta que Jesús venga al rescate de su pueblo. Creemos que Él acompaña a su pueblo donde quiera que ellos van en su misión (Mateo 28:18-20), y que ellos alcanzaran mayores cosas que las que él hizo mientras estuvo en la tierra; creemos que una razón por la que Cristo volvió al cielo es para que su pueblo pueda alcanzar grandes proezas por su gracia (Juan 14:12).

Creemos que Cristo está reinando presentemente en el trono de David (Hechos 2:22-36) y estará ahí hasta que todos sus enemigos sean puestos bajo sus pies (Hebreos 10:11-14). Por eso creemos que la iglesia será exitosa en su misión de predicar el evangelio y traer las naciones bajo el discipulado de la palabra de Cristo. Esperamos un periodo futuro de un gran numero de conversiones (Romanos 11:11-29) y de civilización cristiana (Isaías 11:1-11).  

Conclusión

Los Reformados se sienten incómodos con las etiquetas "fundamentalista" y "evangélico". Ellos creen en los fundamentos de la fe tan fuertemente como cualquier fundamentalista, pero creemos que el fundamentalismo ha aguado el mensaje de la Biblia y el Señorío de Jesucristo sobre toda vida. De la misma manera, los reformados no prefieren ser llamados "evangélicos" aunque mantenemos el evangelismo, el evangelio, tan fuertemente como cualquier evangélico. Creemos que los evangélicos han comprometido el mensaje del evangelio al suavizar la verdad de que Cristo no solo murió para salvar a los pecadores pero que además el actualmente aseguró la salvación de ellos con su muerte.

El calvinismo, a diferencia de muchas otras variaciones cristianas, es un sistema-de-vida. Gobierna toda área de la vida. Su labor no termina cuando la reunión de la iglesia concluye el domingo; es entonces cuando comienza. Esta es una de las razones que nosotros los de la fe Reformada creemos que nosotros - Yo tengo que decir que Cristo obrando a través de nosotros - ha de triunfar en la historia. La primera razón por la cual tenemos tal confianza es porque creemos las promesas Bíblicas de tal victoria. Pero la segunda razón es que el Calvinismo es el único esquema verdaderamente (comprehensiva) combatiendo el reino de Satanás. Otros grupos pelean selectivamente; el Calvinismo pelea en todos los frentes. Por la gracia de Dios, peleará contra el reino de Satanás en toda esfera hasta que todos los enemigos sean puestos bajo los pies de Cristo. Su meta esta expresado simple pero poderosamente en la declaración de Abraham Kuyper, ex primer ministro de los Países Bajos y uno de los más grandes defensores del Calvinismo:

Un deseo ha sido la pasión que ha gobernado mi vida. Un elevado motivo ha actuado como una espuela sobre mi mente y mi alma. Y si con ligereza buscara escapar de la sagrada necesidad que ha sido puesta sobre mí, que me falte aliento de vida. Es esto: Que ha pesar de la oposición mundana, las santas ordenanzas de Dios deben ser establecidas nuevamente en el hogar, en la escuela y en el Estado por el bien de la gente; el forjar como si estuviera en la conciencia de la nación las ordenanzas del Señor, de las cuales la Biblia y la creación son testigos, hasta que la nación rinda honor a Dios una vez más.

 

Notas del Traductor (Jorge L. Trujillo):

1Andrew Sandlin para Chalcedon (Calcedonia) www.chalcedon.edu.  He traducido este artículo por su brevedad y claridad aunque en algunos puntos no esté totalmente de acuerdo con Sandlin.

2En cuanto a la Cena del Señor, la mayor parte de los Reformados no admite niños sino solo aquellos que han llegado a entender el significado de la ordenanza.

3Sandlin es Reconstruccionista Cristiano, es sector minoritario dentro de la Fe Reformda y por eso habla de 'cristianizar' las naciones. Cristianizar no significa 'convertido' sino influenciado por el cristianismo.  Existe un debate intramural en la visión Reformada sobre el alcance del evangelio. Algunos como Sandlin piensan que la mayor parte del mundo se convertirá al Cristianismo antes de la Segunda Venida de Cristo, otros piensan que el mundo será conquistado a medida que los elegidos sean salvados pero siempre habrá un gran elemento de mal y oposición en el mundo el cual sea aumentará a niveles muy altos antes de la venida de Cristo. Bajo esta visión el triunfo de Cristo no es visto como algo secular sino con la redención y fidelidad perseverante de todos los que han de ser redimidos por la sangre del Cordero.

 


 

Traducido (translated by) por Jorge L. Trujillo

Ministerios .:: Vida Eterna ::. Ministries

http://www.vidaeterna.org

 
Joomla School Templates by Joomlashack